Nuevos relatos publicados: 9

Las experiencias de Carlos (Parte II): Dani y Luis

  • 18
  • 5.973
  • 9,40 (10 Val.)
  • 0

Carlos despierta con el ruido del teléfono. Es la abuela de Marian que habla con el chico. Escucha que le dice que está bien y la está pasando muy plácida y tranquilamente que Carlos es un caballero. Eso lo tranquiliza.

Al finalizar la conversación Marian le dice – El desayuno ya está listo dormilón, tu putita se encargó de hacerlo.

Carlos se levanta pasa por el baño para higienizarse y entra en la cocina donde lo espera un café con galletas.

-¿Puedo usarte el celular? – pregunta Marian- y recibe un gesto afirmativo como repuesta

Se ve que llama a un amigo, Dani.

Al cortar le dice a Carlos – tengo un amigo que estaba en la otra casa y también logró escapar, hasta mañana no tiene donde estar, ¿podemos decirle que venga para acá hasta que lo pasen a buscar?- y agrega - no te vas arrepentir- mientras se toca la cola y la saca arqueando la espalda para que Carlos entienda

-Si claro, en la calle lo van a arrestar, pero respondes por él verdad- dice Carlos y Marian le da una afirmación con la cabeza y le tira un besito

Carlos escribe algo en un papel y le dice – esta es la dirección, si puede llegar y con tus referencias, seguramente será bienvenido-

Luego Marian hace un par de llamadas telefónicas y finalmente dejando el teléfono dice – bueno ya sabe donde es, dice estar cerca, veremos qué pasa-

-Hablemos de lo de ayer – dice Carlos cambiando de tema

Bueno, te di una ayudita y creo que te gustó – le respondió Marian – lamento no haberte podido dar más, pero hoy estoy mejor y vas a poder hacer lo que quieras.

-¿Lo que yo quiera? -pregunto Carlos– ¿estás seguro?, ten en cuenta que no tienes ninguna obligación.

-Claro, ya lo sé, lo que hice quise hacerlo, y si se necesitara ayudaré tantas veces como pueda y como sea- agregó Marian riéndose

-Bueno entonces voy a poner algunas reglas, si no te perece mal- contestó Carlos

-Me gusta que me digas putito,- contestó- ¿qué reglas? – pregunta Marian

-primera: Desde hoy este putito duerme en mi cama- dice señalándolo - dejamos la otra lista por si aparece tu amigo y la necesita o no, además por si llegara tu abuela que no vea que dormimos juntos-

-segundo: mientras estés aquí siempre usas algo de esa ropita que me mostraste ayer o directamente calzoncillo, total no podemos salir y me encanta verte el culito, vas variando un poco y tercera: todo lo que se haga es en común acuerdo-

-Bueno está bien, me parecen buenas reglas. Las cumpliré- respondió Marian – ya mismo me voy a cambiar, pero si no te molesta tengo muchas ganas de tomar lechita de nuevo, antes que llegue mi amigo-

Al rato estaba vestida de colegiala y caminaba por toda la casa sacando culo y poniéndose en poses sexys

Carlos entonces, ya excitado lo agarra y le dice – ven putito que acá hay una mamadera para vos-

Lo obliga a arrodillarse delante de él y abriéndose el pantalón saca la pija.

Marian la toma con una mano y dice –ayyy llegó mi desayuno- y se la mete integra en la boca tratando de llegar con su nariz a tocar la panza de él

Comienza a mover la cabeza recorriendo la pija entera. Pone ambas manos en los cachetes de la cola de Carlos y empuja hacia adentro. Lo hace tan bien y tan repetidamente que Carlos en pocos minutos le está terminado dentro de la boca.

Nuevamente Marian traga todo y le dice –Hm que rico desayuno.

Una hora más tarde suena el portero y al atenderlo resulta ser Dani el amigo de Marian. Este le abre y lo deja pasar.

Carlos ve entrar a otro chico muy similar a Marian, eran casi gotas de agua solo que este no tenía el cabello tan largo, más oscuro, y con una cola más voluptuosa, más salida y atrás de él otro chico más de similar naturaleza. Cada uno de ellos cargaba un bolso en sus manos.

-Este es Dani- dice Marian señalando al primero que entró - y este es Luis el hermano de Dani, y estaba con él, ¿puede quedarse también?- pregunta Marian al oído de Carlos mientras le dice –son mas putitos que yo-. Escuchando eso él contesta afirmativamente pensando que otra cosa más ocurriría

Dani, Luis, este es Carlos el dueño de casa y que me salvo en el callejón como te conté – dijo Marian presentándolos

Carlos les dio la mano y les dijo, -bueno chicos voy a leer un poco mientras haya luz, ustedes seguro tienen mucho que charlar, Marian les mostrara donde podrán dormir en caso que deban quedarse esta noche o las que necesiten, desde ya no hay problemas, además también les dirá donde pueden tomar una toalla limpia y puedan bañarte cuando y cuanto quieran - les dijo mirando a Marian

Por un par de horas la casa estuvo en silencio, Carlos leía en su cuarto, mientras los chicos estaban charlando y contándose cosas en el otro

-Ayer y esta mañana le chupé la pija- dijo Marian a sus amigos

-¿Ya te cogió?- preguntó Dani

-No, es un amor, estaba recaliente y le dije que no y no dijo más nada- es un caballero

-Se imaginará que tiene que satisfacernos a los tres- pregunto Luis y Marian respondió –me imagino que sí, no es ningún tonto-

-Ahh tengo que explicarles algunas reglas…- agrega Marian

Carlos escucha que Marian dice que la cena esta lista y se levanta para ir a la cocina.

Al llegar no deja de sorprenderse, allí estaba Marian con el último conjunto tipo biquini puesto, Dani, vestido de colegiala con una pollera muy similar a la de Marian y una remerita apretada al cuerpo, dejando ver dos tetitas algo más grandes que las de Marian y bien paraditas y finalmente Luis vestido de conejita de playboy mostrando un cuerpo muy femenino.

-¿Epa y esto? – pregunta Carlos

- segunda regla – dijo Dani señalando a Marian – ¿si se cumple para ella se cumple para todos no?

-Claro. Me había olvidado de decírselas, pero veo que mi putita no se olvida. ¿Que comemos entonces?- dijo Carlos mientras pensaba que ya estaban tirados los dados.

Después de cenar Marian preguntó si podían jugar nuevamente a la pasarela ya que había al menos dos participantes más

Todos estuvieron de acuerdo y designaron a Carlos como juez sin discusiones.

Carlos entonces dijo –en lugar de pasarela hagamos cuatro concursos-

-cuatro concursos- dijo Marian ¿cuales?

-un concurso de culos, cual es el más excitante, un concurso de tetitas, uno de piernas y finalmente un premio a la más femenina y menos vulgar, los tres primeros con ropa diferente, el último con lo que creen mejor les queda

-Me gusta dice Dani, -cuatro concursos cuatro premios que me llevo yo-

- en tus sueños- contesto riéndose Marian

Bueno chicas, yo me recuesto y las espero para la primer pasada donde analizaremos piernas.

Un rato después entran las tres totalmente transformadas

Dani tenía puesta la ropa de colegiala con la pollerita bien apretada y cortita junto a una camisa lisa blanca bien apretada al cuerpo, abierta casi hasta la cintura donde tenía hecho un nudo para sostenerla.

Marian tenía colocado la ropita de enfermera del día anterior mientras que Luis se había colocado una pollera de cuero muy cortita con un top también de cuero todo negro.

La verdad era que las tres parecían chicas y muy bonitas.

Carlos se levanta sin poder ocultar el empalme que tenía y les dice – bueno viene la inspección-

-que inspección – dice Marian y disimuladamente le señala el paquete de Carlos a sus compañeros que se sonríen al verlo

- no pensarán que puedo dar una opinión de una parte del cuerpo como la colita sin tocar y ver si está dura o blanda, si es lisa a tacto, si está bien depilada o tiene vello incluso el olor y gusto que pueden tener. Además las medias pueden tapar muchas cosas – contestó Carlos sonriendo y guiñándole un ojo a Marian.

El que contestó en forma inmediata fue Dani que dijo - es lógico- mientras sonríe, apoyado enseguida por Luis – en eso tiene razón- pero esto es un agregado final y queremos discutirlo unos minutos a solas

- me parece perfecto- dijo Carlos – hagan los cambios que quieran, pero las reglas deben ser definidas antes para que no haya problemas después-

Los tres chicos se retiran y comienzan a charlar.

-Esto ya me está calentando- dijo Dani – aparte me di cuenta que te llama su putita-

-Ayer le dije que quería ser su putita- replicó Marian

-Bueno sigamos el juego- agrega Luis, y todos se ponen de acuerdo

-Entonces cambiemos también las reglas – dijo Dani diciéndole algo al oído a Marian que sonríe

Unos minutos después vuelven los tres y Dani dice –bueno estamos de acuerdo pero queremos extender el concurso a dos temas más y que sean los finales ya que estamos viendo que este concurso está dirigido a encontrar la más femenina la más nenita-

-muy bien, me parece bien – dice Carlos – que desean agregar-

-primero el concurso al que más te caliente sin tocarte y segundo un concurso de quien chupa mejor la pija– dijo Marian

- muy bien, parece que ya no tengo una putita sino tres – dijo Carlos – quieren jugar en ligas mayores, entonces me reservo el agregar una última opción si lo creo necesario, al final del juego-

-bueno, todos de acuerdo, que empiece la inspección – dice Marian riéndose – a quien tocas primera, perdón quise decir quién va primera-

-Marian, Dani, Luis será el orden esta vez- dijo Carlos

Marian se acerca a Carlos quien le dice que se siente en la cama

Comienza acariciándole las piernas desde los tobillos. Les pasa la mano, las aprieta en diferentes lados.

Le pide que se acueste boca abajo, vuelve a acariciarla esta vez hasta tocarle la cola. Carlos se da cuenta cómo se van calentando los participantes y también él.

Luego llama a Dani y repite la secuencia. Las piernas de Dani son suaves, delicadas y cuando llega a la cola siente un pequeño gemido y ve como los cachetes se cierran apretando su mano.

Finalmente le toca a Luis, observó tenía las piernas más delicadas, de un color rosado, ni blandas ni duras y a medida que se la acariciaba levantaba la cola como pidiendo que se la tocaran. Le pareció que eran la mas lindas piernas y así lo hizo saber diciendo -este primer concurso lo gana Luis-, quién salto de alegría frente a los otros dos.

Bueno ahora seguía el concurso de tetitas.

Se van a cambiar y al rato vuelven las tres. Todas han elegido un atuendo similar, ya que sabiendo que era de tetas tratan de dejarlas lo más a la vista posible.

Dani tenía colocado un mini-short muy chico, con un corpiño hecho simplemente con un pañuelo doblado y atado a la espalda que apenas las cubría.

El atuendo de Marian era el que había usado esta tarde mini-short y una camisita abierta atada a la cintura, mientras que Luis también usaba un mini-short con un corpiño muy chico que en lugar de copas tenía una estrellitas doradas.

El orden esta vez es Luis. Marian y Dani

Entonces hizo sentar a Luis en el borde de la cama y comenzó a acariciarle el pecho. Luis casi no tenía tetitas.

Le sacó el corpiño y lo recostó en la cama procediendo a acariciar los pezones en forma lenta y circular lo que generó un pequeño estremecimiento de Luis.

Luego saco la lengua comenzó a pasarle la por los pezones. Comenzó a chupárselos con los labios y mordisqueando. Finalmente levantándose dijo -muy lindas y ricas. Le toca a Marian.

Luis estaba recaliente y el resto no mucho menos.

Marian se sentó y comenzó a sentir como Carlos le acariciaba los pechos. Pronto se encontró con la camisa desatada y totalmente abierta mientras era empujada suavemente a recostarse en la cama.

Cerró los ojos y sintió como los labios de Carlos y su lengua jugaban con sus pezones, mordisqueándolos y chupándolos. Finalmente Carlos se levantó y solicitó que sentara Dani.

Dani ya deseaba estar allí así que rápidamente se sentó y se recostó sacándose el mismo el pañuelo que servía de corpiño. Era evidentemente quien tenía tetitas ya formadas de mujer, las más grandes y lindas que Carlos disfruto chupando y mordisqueando casi olvidándose del concurso.

Cuando termino de inspeccionar dijo – el ganador de este concurso es Dani- y este saltó de alegría mientras era felicitado por sus compañeros.

Se fueron a vestir para el tercer concurso que venía el de las colas.

Dani apareció vestida de bailarina, Marian de enfermera y Luis de bebota. Todos usaban polleras muy cortas y tacones altos.

-El orden esta vez será Dani, Luis y Marian- dijo Carlos

Dani se acerco comenzó a moverse delante de Carlos. Se agachaba, se arqueaba y trataba de sacar y mostrar la cola de todas las formas posibles. Ante el pedido de Carlos se acostó en la cama boca arriba.

Carlos comenzó a acariciarle el culo, no creyó necesario sacar la tanga ya que era en su parte trasera solo un hilito que se perdía entre los dos cachetes.

A medida que acariciaba ese culo, buscaba con sus dedos el agujerito, cuando lo encontró abrió ambos cachetes y acercando la cara saco la lengua y comenzó a chuparlo. A medida que pasaba la lengua lo mojaba más y más ante la vista de los otros dos que miraban, calentándose y calentándolos cada vez más Una vez que estuvo bien mojado comenzó nuevamente a acariciarlos y al hallar el agujerito bien mojado empujo con uno de sus dedos hasta que abriéndose permitió la entrada de una falange del dedo. En ese momento a Dani se le escapo un gemido y Carlos pidió por Luis que sin hacer ningún tipo de movimientos rápidamente se acostó esperando las caricias.

Repitió todo el procedimiento que había hecho con Dani, y también a Luis se le escaparon algunos gemidos de placer.

Finalmente se recostó Marian. Carlos deseaba desde la noche anterior ese culo, quería perforarlo, masacrarlo.

Cuando comenzó a chuparlo se encargó que quedara muy mojado de manera que cuando empujó, esta vez lo hizo con dos dedos que entraron casi enteros y comenzó a girar la mano.

A esa altura Marian gemía en voz alta y con fuerza.

Cuando dio por terminada la inspección dijo – esta vez el ganador por tener el mejor culo es Marian- y este fue felicitado por sus compañeros que dijeron – hasta ahora vamos empatados, quedan 3 puntos más y veremos-

-Ahora viene el concurso de la mejor vestida así que a cambiarse, ya que la inspección aquí es solamente ocular, sin tocar- dijo Carlos.

Un rato después aparecían los tres nuevamente

Luis estaba vestido de conejita playboy, mientras que Dani vestía totalmente de colegiala y Marian de enfermera.

La verdad era que los tres estaban 10 puntos y a Carlos ya le dolía la pija de tanto tenerla parada.

Los hizo caminar y ponerse en poses sexys hasta que finalmente tomo la decisión y dijo – la más sexy vestida así es Dani- quien saltó de alegría.

Llevaban entonces 2 puntos Dani y un punto cada uno de sus compañeros

Venía entonces la prueba de quien era capaz de calentarlo más.

-De aquí en adelante el orden lo colocan ustedes- dijo Carlos

Se fueron a cambiar y preparar cada uno de ellos su estrategia.

Al rato volvieron los tres tal cual estaban vestidos para la prueba anterior, pidieron a Carlos que se sentara al borde de la cama e inició entonces Dani.

Empezó a bailar delante de Carlos, le pasaba la cola muy cerca de la cara, prácticamente se sentaba sobre él, comenzó a sacarse la pollera que rápidamente quedo sobre la cama. El quedó con una tanga que cubría muy bien delante mientras que atrás era menos que un hilo dental. Siguió pasando la cola frente a Carlos y casi sentándose sobre su pija mientras se acariciaba especialmente los pechos y la cola con sus manos.

Siguió Marian que hizo casi lo mismo que Dani, también sacándose la pollera y bailando alrededor de él.

Finalmente le tocó el turno a Luis quien al principio repitió lo hecho por los demás, pero en un momento extrae un consolador enorme de más de 5 cm de diámetro y delante de la cara de Carlos comienza a chuparlo como si fuese una pija llenándolo de saliva para luego recostarse en la cama y comenzar a introducírselo analmente mientras se lo escuchaba gemir en voz alta.

Al terminar el baile Carlos dijo – evidentemente el más erótico fue Luis, por lo que es el ganador de este tramo-

Quedaba entonces el último paso que era ver quien de todos chupaba mejor la pija y Carlos pidió la palabra –hemos llegado lejos con esto, mi pija ya no da más y ustedes con solo tocarlos ya gimen de placer-

Afirmaron todos con la cabeza

-además tengo la posibilidad de agregar una prueba más, que yo pensaba seria quien usa mejor el culo para coger. Entonces digo, porque no nos acostamos todos y nos hacemos una fiestita entre los cuatro donde unimos los dos pasos que faltan, pero igualmente no los damos por cerrados hoy, ya que por lo visto pasarán al menos un par de días acá, y seguramente me chuparán la pija varias veces en grupo e individualmente, así como me los iré cogiendo uno a uno en forma personal y de esa manera obtener una visión más completa del tema-

Y agregó -entonces porque no nos metemos todos a la cama y empezamos, veré si me queda potencia como para cogerme alguno esta noche-

En forma inmediata los tres solo con la tanga se meten en la cama y arrastran tras de si a Carlos sacándole rápidamente el pantalón y calzón que vestía, dejándolo desnudo.

Carlos se acuesta boca arriba y siente como Luis que llega primero se prende se sus huevos y comienza a chuparlos, a tratar de metérselos en la boca mientras Dani le agarra la pija y comienza a chuparla a lamerla.

Es en ese momento cuando Carlos por primera vez, proyecta en los tres una sensación extrema de placer como nunca antes han sentido que se mantiene a lo largo de todo encuentro.

Agarra entonces a Marian y haciéndolo parar frente a él comienza a chuparle el culo.

Juega con su lengua buscándole el agujerito que desde el día anterior lo tenía loco. Marian Gime en voz alta casi grita del pacer y sus gemidos se mezclan con los de Dani mientras se mete la pija gasta el fondo de la garganta.

En un momento Carlos se levanta, toma a Luis lo hace poner en cuatro al borde de la cama y comienza a penetrarlo analmente con un dedo muy despacio.

Carlos ve como ese culo prácticamente le aspira un dedo primero y dos después, entrando hasta el fondo. Luis incentivado por lo proyectado por Carlos, siente un placer nuevo, extraordinario, nunca antes sentido y comienza a gemir y grita –mete la pija papi que me gusta más, olvídate de los dedos-

Carlos apoya la punta del glande en el agujerito y ni alcanza a empujar porque Luis recula con fuerza y la pija entra toda de un golpe provocándole un estremecimiento.

Comienza entonces Luis a moverse para todos lados haciendo que la pija entre y salga con fuerza mientras termina por primera vez.

Mientras le hace señas entonces a Marian para que se deje chupar el culo por Luis quién le entierra la cara entre los cantos y lo hace.

A su vez Marian mientras le chupa las tetitas y pajea con sus dedos en el culo a Dani.

Los tres sienten un placer nunca antes sentido, no desean que eso se acabe, que dure para siempre.

Carlos está metiendo y sacando la pija del culo de Luis quien en un momento se estremece todo y gime indicando que ha llegado nuevamente al éxtasis, en ese momento se deja caer como desmayado en la cama.

Rápidamente Carlos corre a Luis y lo reemplaza con Dani.

Lo acuesta boca arriba y levantándole las pierna sobre sus hombros y comienza a penetrarlo muy despacio, siente y le hace sentir como esa pija va entrando cm a cm en el culo. Dani goza tremendamente y trata con sus manos de abrirlo más. Finalmente la pija entra entera y Carlos comienza a meter y sacar.

Luis esta ya recobrado, gozando aun el polvazo que le dieron por el culo, Marian trata desde atrás de chuparle las bolas a Carlos mientras se coge a su amigo.

El movimiento se hace cada vez más brusco y rápido, Dani comienza a llorar del placer cuando estalla eh un gemido largo y profundo indicando que también él llegó al éxtasis, acompañando a su hermanito.

Car los no para sino por el contrario acelera los embates, los hace más violentos y rápidos, a su vez con los dedos retuerce las tetitas de Dani. Un par de minutos después Dani vuelve a estremecerse y siente que termina por segunda vez.

Toma entonces Carlos a Marian y lo hace arrodillar frente a su pija metiéndosela en la boca y diciéndole – mójala bien que ahora te toca por el culo a vos putito-

-Hace rato que la quiero adentro- le contesta Marian –prométeme que me vas a dar placer que sintieron ellos, nunca los vi gozando tanto-

-Aún no terminamos- replica Carlos mientras lo levanta y lo hace acercarse a la pared, de cara a ella, lo obliga a apoyar los brazos en ella con las piernas abiertas, sacando la cola, apoya la punta de la pija en el agujerito y le dice al oído – tienes el culo bien húmedo, empuja hacia atrás y métela solito-.

Marian desesperado por tenerla adentro, empuja con la cola hacia atrás y la pija comienza su viaje introduciéndose de a poco en sus entrañas. Aún cuando la pija ya entró toda, sigue empujando como pidiendo más hasta que Carlos lo toma del cabello atrae la cabeza hacia él y empieza a bombear con fuerza, adentro y afuera.

La pija entra y sale como un pistón cada vez con más fuerza, en un momento Carlos se detiene proyecta aun una mayor sensación de placer y toma de la cintura a Marian para que lo acompañe en una caminata hacia atrás hasta el caer acostado boca arriba en la cama y el putito sentado sobre él con la pija aún adentro. Marian enculado arriba de él grita de placer la sintió hasta el estómago. Esto hace que Marian al darse cuenta de la posición en que está, comience a saltar sobre la pija.

Carlos se da cuenta que el pendejo no puede aguantar mucho tiempo mas, entonces proyecta el final sobre su compañía y al cabo de unos minutos también Marian llega al éxtasis por primera vez. Al igual que hizo con Luis, Carlos lo da vuelta lo pone en cuatro y continua bombeando, adentro y afuera. La pija es un pistón que entra y sale de su cubierta que es el culo todo mojado d Marian.

Este proceso dura casi 20 minutos durante los cuales Marian llega al éxtasis tres veces más, ante el asombro de sus amigos, y luego cae muy mareado al costado de Carlos quien aun no acabó.

Retoma entonces a Luis que es el más cercano y metiéndole la pija nuevamente continúa bombeando de la misma manera por casi 15 minutos logrando que el chico llegue al éxtasis al menos dos veces más antes de volver a caer en la cama.

En ese momento es Dani quien se acerca a Carlos y dice –a mí, a mí- y se arrodilla en el borde de la cama ofreciendo el culo en pompa, en el cual él entierra la pija y comienza a bombear. Dani tiene al menos un éxtasis más antes que Carlos sienta que esta por acabar, entonces da vuelta a Dani y le dice –abrí la boca putito que te la voy a llenar de leche –

Dani comienza a chuparla con ganas y su hermano lo ayuda así que la comparten mientras Marian aun no se ha repuesto y continúa tirado en la cama.

Cuando Carlos siente que va a terminar agarra de los pelos a Dani y le mete la pija hasta la garganta echando un par de chorros de leche, en seguida toma la cabeza de Luis y le mete la pija para que el último chorrito termine dentro de su garganta.

También Carlos queda recostado con los ojos cerrados por un rato. Está cansado, esta vez proyectó demasiado, eso lo hace perder muchas fuerzas.

Luego se levanta, levanta a todos que parecen estar también muy cansados. Todos se acuestan a dormir cada uno donde le corresponde.

La mañana llega y Carlos se despierta mientras siente que le chupan la pija, es Luis, los otros ya no están.

Luis le chupa la pija un rato y luego le dice, -¿me la metes un poquito papi?-

Carlos le dice – Como no putito, siéntate sobre la pija-.

Y Luis comienza a hacerlo. La pija entra entera y Luis comienza a saltar sobre ella.

Carlos proyecta un sentimiento de gran placer sobre Luis y le dice -no hagas ruido, no queremos que vengan los otros y tengas que compartir-, mientras lo daba vuelta y se acostaba sobre él bombeando y bombeando.

Luis solo gemía y abría las piernas, Carlos tiene que taparle la boca para que no grite del placer.

Al rato Luis entre los espasmos que tiene libera su boca y lanza al igual que el día anterior un gemido prolongado mientras siente que su cuerpo ya no le responde, se queda quieto, indicando a Carlos, quien aún no había acabado que ya puede sacarle la pija.

Carlos se levanta y se higieniza antes de ir a la cocina para desayunar, pero estaba aun caliente.

Allí encuentra a Dani y a Marian en tanga y corpiño terminando de preparar el desayuno.

El no había escuchado la conversación entre los amigos, quienes trataban de explicarse el enorme placer que habían sentido y se repetían que nunca habían pasado por algo igual.

Mientras Marian prepara la mesa, Carlos aprovecha y apoya la punta de la pija en el culo de Dani, este se apoya en la mesada y empuja hacia atrás hasta que le pija entra totalmente. Carlos comienza a bombear tomando a Dani de las caderas para metérsela más aún. En ese momento entra Marian quien al ver la situación comienza a chuparle el culo a Carlos y los huevos desde atrás, a pesar de los golpes que recibe con la cola en la cara.

Minutos después efecto del bombeo y de la proyección de Carlos, Dani llega al clímax y Carlos lo cambia por Marian cogiéndoselo también por el culo.

Por primera vez acaban juntos y Marian siente como le llenan el culo de leche.

Cuando Carlos saca la pija la leche comienza a salir del culo de Marian y Dani se agacha para recibirla en su boca.

Se asean y se sientan a la mesa a desayunar como si nada hubiese pasado.

Esa tarde, antes de lo que pensaban, pasaron a buscar a Dani y a Luis que realmente no se querían ir y realmente Carlos lamentó que se fueran.

Dani se llevó el número de teléfono de Carlos y le hizo prometer una sesión de sexo completa solo con él una vez que pasaran los problemas de la ciudad, a escondidas Luis hizo lo mismo

Marian se quedó dos días más en los cuales cogieron varias veces y tomó la leche de Carlos otras tantas durante las cuales gozó como nunca lo había hecho.

(9,40)