Nuevos relatos publicados: 21

Mi amigo Mike (6)

  • 12
  • 5.068
  • 9,00 (1 Val.)
  • 0

Para esta parte de mi historia, ya pasaron muchas aventuras con Mike, conocieron un poco de Perla, de nuevo una pequeña introducción, un chico tímido que fue cambiando de poco a poco empezando con el gusto por vestirse de mujer, con una complexión delgada, con una altura de 1,65 cm, el cual de poco a poco el cabello lacio castaño lo ha dejado crecer arriba de los hombros, depilado en su totalidad ya que nunca fui de mucho bello o barba, lampiño en la totalidad. Con un culo algo pronunciado gracias a mi madre, que fácil con otro atuendo y ya con un poco más experiencia puede aparentar a una mujer.

Retomando la historia anterior, Mike casi me proponía que me cambiara con él a su departamento ya que tenía la otra habitación, fácil podríamos pasar desapercibidos como rommies … o como algo más jeje, le dije que lo pensaría. No paso mucho tiempo en el cual eso cambio más adelante. Una noche platicando ambos me conto que si quería ir con el de “Vacaciones” 5 días a la playa, lo cual era un congreso a el que fue invitado y a varios de sus compañeros de trabajo en el cual estaba incluido Saul, ambos ingenieros aunque de diferentes departamentos, me comento que Saul la estaba pasando mal ya que los problemas con su mujer se incrementaron y que le ayudaría a él distraerse un poco, me pareció un plan interesante descansar un rato, Mike tenía otros planes aparte para mí pero eso aun no lo sabía. La ocasión era perfecta porque era octubre y entre las fechas abría un evento de Halloween de disfraces, me pareció perfecto, Disfrutar unos días de vacaciones, ir de fiesta y apoyar a Saul.

Los 3 decidimos irnos en auto manejar y disfrutar de los paisajes rumbo a la playa era un viaje de 5 horas. Así es que me prepare para el viaje, Mike me comento que podríamos ir un poco más libres ya que no le importaba si nos dábamos cariño en frente de las personas, ya que las otras 3 personas que iban eran muy abiertas, ya se habían dado también cuenta un poco de la relación que teníamos Mike y yo, así es que lo acepte con Saul ya me sentía más seguro de ser yo mismo y el afecto que nos dábamos, claro aún no sabía lo de Perla. Así es que me aliste para el viaje compre unos cuantos conjuntos de lencería para usarlos para mi Amor ya que no iba desaprovechar esas noches jeje. Mike me dijo que ya tenía todo listo para el viaje, me conocía muy bien, me dijo que el tenía ya nuestros disfraces para la fiesta así es que no me preocupe.

El día llego agarramos carretera desde muy temprano para evitar tráfico y llegar temprano al hotel.

En el camino con una charla tranquila de los tres, contándome de sus actividades, pero más emocionados por disfrutar de la playa y la fiesta si preocuparse por otras cosas. Aun llevábamos la mitad de camino cuando Saul empezó a platicar y preguntar sobre nosotros, lo cual un comentario me dejo inquieto.

Saul -Entonces con que parejita eh me imagino que la van a gozar.

Mike y yo riendo.

Saul – Entonces conoceré a Perla!?

Me quede atónito por lo que había dicho, que no lo podía creer.

Yo - ¿Qué!? ¿Cómo?

Saul – perdón lo hice hablar al desgraciado, la verdad es que estoy impresionado, pero de verdad no te preocupes tu secreto está a salvo conmigo. Recuerdo tus palabras que me dijiste aquella noche que estabas experimentando cosas y está bien.

Me quede seria, aun no lo creía me sentí un poco rara ya que no me molesto que Saul lo supiera, pero si me molesto un poco que Mike que no me lo dijera.

Saul – te apoyo completamente como lo hace Mike, vamos a pasarla bien los tres.

Mike – Claro vamos a gozar y disfrutar!

Mas tarde llegamos al hotel, muy grande y lujoso, no me preocupe por nada porque todo corrió a cuenta de mi Amor, él dijo que no me preocupara que ya me lo había ganado. Nos registramos y nos fuimos a nuestras habitaciones, en la cual por un “extraño error” la habitación de Mike y mía que íbamos a compartir tenía una sola cama y no dos jeje, después salimos a comer y nos encontramos con los demás compañeros, Carlos un tipo flacucho se le notaba lo gay a kilómetros, Brenda una chica de mi estatura con unas tremendas tetas, que me sentí celosa de no tener ese cuerpo… en especial esas tetas ya que se le veían enormes por el tamaño de su cuerpo y la última Miriam una chica alta con un cuerpo tan formado se le notaba el gym, culo redondo y tetas grandes que al contrario de Brenda se ajustaban a su cuerpo que se dejaba notar todo por su grande escote y sus mi shorts. Al rato entendí porque no le molestaba a Mike que nos diéramos amor Brenda era algo reservada pero buena muchacha y no se diga Miriam vive para putear, Carlos todo el tiempo me llamo cariño tratándome como igual. Fue muy curioso convivir con todos me sentía bien, aunque no sabían nada de Perla nada más que Saul así es que me comporte como un chico normal lo contrario a lo que quería hacer y sentirme libre como ellas dos.

La primera noche paso fugaz, cansados del viaje solo nos fuimos a dormir, los días por las mañanas estaba solo ya que los demás estaban en los salones de eventos del hotel por el congreso, la verdad ni me importo saber de qué se trataba qué ni pregunte. Salí a desayunar y a pasear en lo que se desocupaba Mike era un lindo hotel muy lujoso y tranquilo ya que solo era para adultos, nada de niños. Mas tarde me encontré con Mike salimos a la alberca y a la playa, las chicas tomaron el sol estaba tan impresionado con sus bellos cuerpos que me la pusieron dura sin darme cuenta, entre juegos y nadar juntos Mike se me acerco tanto que me la toco por debajo del agua y me dice -mira como la traes.

Yo respondí – Es... queee… La necesito ya!, me tienes como desesperada sin verga por 2 semanas, de seguro lo hiciste apropósito ¡verdad!, aparte no me tienes tan contenta porque no me dijiste que le contaste a Saul.

Mike – Perdona no creí que fuera para tanto, pero no te preocupes te tengo una sorpresa espero me perdones.

Yo – Más te vale que me des la cogida de mi vida. Soné como mujer desesperada por verga.

Por la noche cada quien se fue por su lado, Saul la mayoría del tiempo estaba con nosotros pero nos dijo que él se retiraba.

Saul -Bueno ya me retiro yo para no hacer mal tercio, me guiño el ojo y se fue diciendo que disfrutara de mi velada.

Mike y yo entramos a la habitación me pregunto que se venía preparada y le dije que sí que traje ropa de emergencia.

Mike – que bien que vengas preparada, ponte algo lindo.

Nos arreglamos, yo salí hasta el final ya que me tomé el tiempo de ponerme linda para mi hombre aun si saber que haríamos, me puse debajo lencería muy sexy de encaje negro, lo que incluía ligero con medias y un brasier para resaltar unas pequeñas tetas, sobre un vestido algo entallado algo elegante y sexy a la vez con unas pequeñas zapatillas con tacón muy coquetas.

Mike – Lista!? Te tengo una sorpresa, reserve una mesa en uno de los restaurantes, pequeño pero privado muy romántico.

Yo –De verdad!? Que bien te lo tenías guardado, acepte con gusto, Perla saldrá.

Perla – Muy bien mi Amor, me estas ganando espero que este bella para ti hoy, no me preocupare por nada esta noche.

Mike -Perfecto, bueno vámonos bebé.

Nos dirigimos al elevador, donde nos encontramos a otra pareja parecían recién casados, donde entablamos una pequeña conversación.

Hombre – que tal buena noche.

Mike – Hola mucho gusto, ¿disfrutando del lugar? Preguntando si estaban recién casados. Contesto la mujer.

Mujer – así es recién casados ¿y ustedes?

Mike – No venimos por trabajo y de descanso también.

Mujer – pues disfruten es un hotel muy precioso, lo cual me miro y sonrió, y dijo que lindos mis zapatos, - me encantan ¿dónde los compraste?

Perla – Gracias, los compre por internet la verdad, conteste con una voz ligera y suave la cual ya había practicado con tiempo y podía sonar más femenina sin problemas.

Llegamos al Lobby y cada uno se fue por su lado, la mujer y yo nos despedimos como si ya nos conociéramos por una simple platica de zapatos.

Mike y yo pasamos una velada fabulosa como una pareja muy enamorada, tomamos unos tragos en el bar cerca del restaurante. Y sin poder esperar, le dije a mi hombre enseguida.

Perla – Vamos Amor ya quiero ser toda tuya, no me hagas esperar.

Subimos deprisa a la habitación, en el elevador ya nos comíamos a besos, ya quería llegar a la cama y sacarle la verga a mi hombre. Esa noche me quería sentir toda una puta en celo, rogando por verga y lechita.

Llegamos a la habitación, Mike se hizo el galán al abrir la puerta me cargo en sus brazos y me llevo directo a la cama lo ame tanto en ese momento. No tardo tanto en despojarme de mi vestido, me beso y me saboreo todo el cuerpo como bien le gustaba hacerlo, como siempre poniendo mucho empeño en mi culito, mi verga ya soltaba es líquido que ya tenía mi calzón lleno. Al parecer mi bebé ya tenía algo preparado me sentó en una silla que estaba en la habitación y me tapo los ojos con una especie de pañoleta, me encanto. Seguido llevo mis manos detrás de la silla y sentí el cerrar de unas esposas que coloco en mis muñecas. Me excite tanto que mi pequeña verga ya se apretaba sobre el calzón de encaje que tenía y para terminar me sujeto los pies con unos listones a las patas de la silla. Empezó a jugar con mi cuerpo con una barita con plumas. Y solo escuche el bajar de su sierre ya sabía lo que venía a continuación, así es que abrí mi boca lo más grande que pude, y en un dos por tres ya la tenía toda dentro hasta la garganta que me empezó a asfixiar con cada metida y sacada de su verga intentaba tomar aire, me dejo toda babeando de sus fluidos y mi saliva. Seguido de eso saco un pequeño vibrador que lo uso en mi verga jugando con eso casi me hace terminar varias veces, pero se detenía cuando veía que estaba por venirme, me desato de la silla y me recostó sobre la cama, estaba tumbado sobre mis manos aun esposadas y con los ojos tapados me despojo de mi calzón y brasier que lo termino rompiendo y solo me quede de nuevo con las pequeñas zapatillas y mi liguero. Lo cual note que le gusto por que más tarde me dijo que me tomo fotos, así como me tenía. Me lubrico el cuerpo con una especie de aceite comestible y no dudo en chupar mi pequeña verga aun jugando conmigo sin dejar que me corriera, continuo con mi culo en la misma posición levanto mis caderas y me metió una almohada lo que hizo levantar mi culo y mis piernas al aire sostenidas por sus manos, con el mismo vibrador de hace rato lo uso en mi culo solo para abrir camino, cuando creí que no podía disfrutar aún mas con su gran fuerza me tomo, me arrastro hacia el yo aun abierta de patas me clavo su vergota que me saco un orgasmo increíble no me la esperaba recibirla de esa manera ya que no veía nada.

Mike -Bien putita ya eres mía aquí esta lo que estabas esperando con ansias. Me cogió tan rico que no dejaba de gritar y gemir, es muy probable que los de las habitaciones de alado nos escucharan, pero no me importo solo quería más y más de su verga. Me cargo de frente a él con mis piernas hasta sus hombros un poco difícil porque no tengo mucha flexibilidad, pero se sentía como la gloria sentir su verga hasta dentro ama recibir su verga con todo el peso de mi cuerpo. Una posición difícil y aparte teniendo mis manos esposadas me lanzo a la cama ahora recostada completamente boca abajo, me pidió levantar mi culo y me penetro de nuevo sin esperarlo una sensación inigualable, una cogida muy ruda con una mano sosteniendo y moviendo mi cadera para no perder el ritmo y con su otra mano presionando mi cabeza hacia abajo. Por más de media hora me cogió probablemente no tuve la noción del tiempo, no quería que hiciera todo el trabajo, así es que le pedí que me destapara los ojos, de nuevo quería montar esa verga, pero esta vez lo hice de espaldas a el primero con mejor experiencia montando verga, mi culo ya estaba tan abierto por su verga que entraba y salía sin problemas, me gire sin sacármela y con un poco de cansancio ya me quito las esposas lo agarre de las manos y le dije que le sacaría la leche a sentones.

Perla – ya me disté la cogida de mi vida, así es que dame lo que es mío, sabes que lo quiero toda en mi culo.

Mike – que puta me saliste, pero está bien aquí esta toda mi leche, si fueras hembra te dejaría bien preñada con toda la que te voy a dar.

Mike me sujeto de las nalgas apretándolas tan duro que sentí que llegaba el momento, mi orgasmo sonó en toda la habitación con un último empujón la metió toda hasta el fondo y mis entrañas se llenaron de su leche su verga palpitando después de unos 5 chorros.

Yo siguiendo su juego aun jadeando, con la lengua de fuera y con los ojos casi volteados del orgasmo que me saco le dije.

Perla – si pudiera quisiera que me preñaras todos los días y tener todos tus hijos. Pero no puedo a cambio de eso mi culo seguirá siendo tu depósito de semen, como la puta que soy, vivo para tu verga.

La mejor noche de mi vida, realmente sentí todo el amor de Mike y el empeño que ponía para hacerme feliz.

Recuerden que me gusta saber sus comentarios.

Les dejo mi contacto: [email protected]

(9,00)