Nuevos relatos publicados: 9

Puse el pecho ante la difícil situación

  • 5
  • 13.110
  • 9,40 (15 Val.)
  • 0

Comienzo este relato haciendo alusión a un popular dicho que en este caso viene muy bien para explicar lo sucedido. El dicho al que hago referencia es el que dice que hay que poner el pecho a las balas en momentos complicados, yo puse el pecho pero no fue precisamente balas las que recibí sino otra cosa.

Como ya saben la situación económica actual no es la mejor por culpa de este virus de mierda, es por eso que para ayudar a mi familia con el dinero hice algo que quizás nunca hubiera hecho.

Soy una chica pelirroja de pechos grandes que decidió crearse un onlyfans para vender cierto contenido que al principio no iba a ser tan sexual, pero luego vi que llovían los mensajes pidiendo que mostrarse más mi cuerpo que tuve que desnudarme en cámara para ganar más dinero. Eso fue digamos el principio porque luego no se conformaban con tenerme completamente desnuda, querían que me masturbara delante de la cámara y como el dinero manda tuve que hacerlo. Entonces la rueda empezó a girar y una cosa lleva a la otra y a los pocos días estaba teniendo sexo delante de la cámara.

Como les dije antes el dinero manda, así que decidí tener sexo delante de la cámara para ganar una buena cantidad de dinero pero había un problema. Yo hago las transmisiones a las dos de la mañana para que mis padres no se den cuenta, o sea que es un horario atípico para llamar a mi pareja para que venga y tenga sexo conmigo así que tuve otra solución.

Agarré a mi padre y le conté el trabajo que tenía y al ver que había ganado un buen dinero me dijo que no había ningún problema y que lo siga haciendo. Entonces como tenía su aceptación le comenté que me habían ofrecido una buena cantidad de dinero por tener sexo en vivo.

-Y lo vas hacer? -pregunto él.

-Lo haría pero no tengo con quien hacerlo -dije yo.

-Cierto que tu novio no puede venir por la cuarentena -dijo él.

-Y tú te animarías a hacerlo conmigo? -dije yo.

-Yo contigo? -dijo él.

-Ya sé que soy tu hija pero piensa en el dinero que podemos ganar juntos -dije yo.

-Bueno, está bien, pero no quiero que se vea mi cara -dijo él.

-No te preocupes de eso, sólo necesito que se vea la parte de abajo de tu cuerpo -dije yo.

A la noche siguiente cerca de las dos de la mañana golpea mi puerta y lo haga pasar. Le indicó que se quede parado en un costado de la cama y 2:10 de la noche abrí la transmisión.

Yo me encontraba subida en la cama con un pequeño shortcito, con trencitas y en cuatro patas viendo a mi padre que estaba en un costado de la cama. Entonces cuando veo que la sala se llenó empiezo a tocarle el bulto con las palmas de mi dos manos hasta que siento que se le puso dura que decido bajarle el pantalón. Su poronga salió a la luz y se puso a noventa grados frente a mi cara.

Me pongo a leer el chat y todos me ponían que se la chupe así que la agarre con una mano y me la mande toda por la boca. No deje de mirar el chat aun teniendo su pija en la boca pero en un momento lo miro a él y veo que lo estaba disfrutando así que le preguntó si le estaba gustando.

-Te gusta? -le pregunté.

-Me encanta -respondió él.

Seguí chupándole la pija hasta que era hora de sacarme la ropa, así que me la saqué con ayuda de él. Entonces ya completamente desnuda metí su poronga en medio de mis pechos y lo empecé a masturbar de esa manera, además golpeaba su pene sobre mis pezones. La gente que estaba viendo el directo se volvió loca y empezó a pedir sexo de verdad, así que me di vuelta y a los dos o tres segundos sentí su pene entrar por mi cuevita.

El me agarró de la cintura y empezó a empujar y mis pechos a moverse para todos lados, cosa que volvió loco no sólo a la audiencia sino que a mi padre también ya que por momentos se calentaba y me agarraba de mis tetas para embestirme más fuerte con su poronga. Era muy difícil leer el chat siendo cogida en cuatro patas pero noté que lo estaban disfrutando al igual que nosotros dos, así que seguimos cogiendo por un buen rato hasta que llegó el momento de acabar.

Le pregunté al chat dónde querían que el acabe y un gran porcentaje puso que querían que el acabe sobre mis pechos, así que lo empecé a masturbar hasta que me avisó que se venía y puse mis pechos para recibir toda esa gran cantidad de leche que me hubiera encantado recibir dentro de la boca pero el público manda.

Luego de eso apagué la transmisión y mi padre antes de volver a la cama con mi madre me agarró de la cintura y de la cola y metió su lengua dentro mi boca.

Luego se fue y yo fui directa al baño para limpiarme para luego volver a la cama y encontrarme de nuevo a mi padre con ganas de seguir cogiendo.

-No te habías ido con mamá? -le pregunté.

-Sigue durmiendo y no la quiero despertar -dijo él.

-Pero vas a tener que regresar a la cama, antes que se dé cuenta -dije yo.

-Ahora voy pero antes déjame chuparte las tetas -dijo él.

-Un ratito y luego te vas -dije yo.

-Si si si -dijo el muy rápido.

Me acosté en la cama y él se me tiró encima como un viejo baboso y me empezó a manosear las tetas hasta que me empezó a chuponear mis pezones como si fuese un bebé pero era mi padre.

Luego me saco el short y empezó revolver su lengua dentro de mi coño, después de eso me abrió de piernas y me la volvió a meter para garcharme por un buen rato hasta que tuvo el orgasmo y acabo dentro de mí.

Se subió el pantalón, me dijo "bueno, ahora me voy" y se fue dejándome a mi en ese estado de calentura.

(9,40)