INICIO » País » Paraguay

Paraguay

Relatos eróticos de Paraguay

Chocolate por mis agujeros

Les cuento, desde que me he acostado con mis ‘amigos’ negros en mi cabeza rondaba la idea de probar hacerlo con ambos a la vez, quería probar doble penetración de majestuosas pijas, saber qué se siente tenerlas dentro al mismo tiempo, las películas porno interracia...
Leer más

Mi madraza

Otra de aquella época entre mis dieciocho y veinte años. Mi abuela se fue de viaje y justo ese día me accidenté con una bicicleta, fracturándome el antebrazo derecho. Mi madre estaba ya de vuelta en casa y pudo auxiliarme. Terminé obviamente con el brazo enyesado...
Leer más

Una tarde tranquila que se tornó noche intensa

Estando divorciado, vivía en una casa pequeña y muy tranquila. Tenía un perro al que cada tarde sacaba a pasear por una placita cercana. Un buen día me senté para descansar y ver a mi perro jugar. En un banco cercano había cuatro chicas hablando a voces y tomando...
Leer más

El exjefe

Les cuento la metida de pata que he cometido, no pensé ni hubiese imaginado tan siquiera caer así, no sé qué me pasó, conste que soy precavida, ahora les explico. En mi trabajo estoy desde que tenía 18 años, joven y sin experiencia me dio la oportunidad...
Leer más

Mi sumisión

Siempre me he sentido atraído por la sumisión, visitaba páginas blogs y buscaba siempre personas que les guste. Un día decidí buscar una ama que me entrene. Tarde bastante pero una de interesó en mi por la experiencia escasa, dijo que le gustaría moldea...
Leer más

Compartiendo la cama con una pareja de lesbianas

Brisa y Soledad: una pareja de lesbianas con las que tuve una agradable relación. Soledad la activa, Brisa la pasiva, si cabe la etiqueta. Siempre al encontrarnos podíamos charlar de temas variados. Entre tantos, su relación y de lo que habían pasado hasta que la gente dej&...
Leer más

La señora Martha

Martha era una señora más bien delgada, de tetas todavía bastante firmes. Caderas un tanto anchas para el resto de su físico y apenas algo de panza. Había enviudado del señor Manuel, un empleado bancario y realmente quedó desbastada, según comentari...
Leer más

Segundas partes son buenas

Aquella historia con mis vecinos tuvo una segunda parte. Un pedido especial y una noche de tormenta. Después de aquella siesta memorable, nuestra relación de buenos vecinos siguió como si tal. Solíamos cruzarnos y charlar ya que nuestros terrenos eran lindantes y los separa...
Leer más

Alejandra enculada

Alejandra, mi mujer de entonces, era profesora en un instituto de enseñanza primaria. Por ese tiempo era costumbre, en cierta época del año, hacer salidas con los alumnos de los años inferiores. Por lo general eran a algún lugar con camping y se organizaban jornadas con...
Leer más
de 11 «
*Acceso rápido: Nº de página y enviar