INICIO » Sexo Anal

Nuestra amiga argentina y sus apuestas

  • 4
  • 7.041
  • 8,55 (11 Val.)
  • 0

Hice una apuesta en mi web de sexo preferida, me iba a poner de puta en una esquina y tenía que venir alguno de los amigos de esa web y levantarme como si fuera una puta.

Bueno la cosa es que tenía que cumplir la apuesta y todo esto me gusta pero también me pone nerviosa, y eso me calienta. A eso de las 19 me empecé a vestir, pollerita recorta, casi en bolas, botitas, un saquito cortito y abrigado.

Son las 19,55 hs., estaba muy nerviosa, con mucha adrenalina y eso me calentaba, me miro al espejo por última vez, y si, estaba muy puta, la pollerita apenas me tapaba la cola, ¡y no tenía medias!

Estaba nerviosa, pero como siempre estas cosas me calientan, el riesgo de no saber qué va a pasar, me calienta. Tomo el ascensor, y venia una pendeja de mi edad, vestida normal, con jean, ¡cómo me miró! Seguro pensó que ¡era una puta!, eso más me calentó, me sentía como desnuda ¡delante de ella!

Salgo, voy a caminar esa media cuadra hasta la esquina (Lafinur y Gutierrez, museo Evita) y cuando voy a cruzar se para un auto y me dice así:

XX: hola hermosa

Yo: hola bb (ya sabía que tenía que mostrare como una puta).

XX: ¿cuánto vale tener esas piernitas y ese cuerpito para mí?

Yo: $ 400

XX: subí hermosa

Subo, era un tipo de unos 45 años, buen cuerpo mucho gym y mucha guita, digo por el auto, no sé qué era, pero era bueno.

XX: ¿estás siempre acá?

Yo: no, a veces

Yo no sabía si era alguien de la apuesta que me seguía el juego ¡o no! Igual ya estaba jugada, aparte cuando me senté con esa pollerita ya estaba en bolas, ¡apenas me tapaba la bombachita!

XX: vos trabajas de esto

Yo: no, solo a veces

XX: seguro que sos de las pendejas que lo hacen solo cuando necesitan $ para pagar la facu o comprarse algo

Yo: si jaja tenés razón

XX: si te portas bien te voy a ayudar con más $

Ahí me empieza a tocar mis piernitas y yo como buena puta las separo dejando libre para que me siga tocando, sube, sube y me roza la conchita y yo le pongo mi manito sobre su pija.

XX: ah que linda puta que sos, ¡cómo te voy a coger!

No sé, pero eso me pone loquita, ya estábamos llegando al telo y yo no aguantaba más las ganas de saber quién era, y sí, me juego.

Yo: vos quien sos

XX: Juan me llamo ¿por?

Yo: nada, yo Caro

Chau, ¡que boluda! ¡Me iba a coger cualquiera! ¡Nada que ver con la apuesta! ¡Otra vez me estaba prostituyendo en serio!, pero ya estaba, no me iba a bajar, aparte me calienta portarme como una puta. Llegamos al telo, entramos en la habitación me da los $ 400 y me pide que me desnude y que si me porto bien me da más.

Sin dejar de mirarlo, de a poco me saco toda la ropa, siempre mirándolo, me quedo desnudita, me doy vuelta para que me vea bien, me acaricia , de a poco, siente mi piel y yo sus manos, me toca la cola, suavemente ,mi conchita, gimo, me dice que soy muy putita y que me va a recoger, me agacho, le acaricio la pija sobre el pantalón, ya se le iba parando, le desabrocho el pantalón, le meto la mano, la encuentro, la acaricio, la beso, sin dejar de mirarlo y muy de a poquito se la empiezo a chupar, hasta que desesperadamente me la meto toda en la boca, me empuja la cabeza para que se la chupe más, se la chupo toda.

Después se pone en bolas, me chupa la conchita, bah me coge con la lengua, acabo por primera vez, me subo arriba de él y empiezo a saltar sobre su pija, me dice que soy su puta, le digo que sí, me doy vuelta sigo sobre su pija pero dándole la espalda, me acaricia la cola, subo bajo subo, bajo hasta que ¡acabo de nuevo!

Me pongo en 4, me empieza a chupar la concha y la cola, me mete un dedo en la cola dos dedos, la pija de a poco, grito gimo, tiemblo de placer, le pido RÓMPEME EL CULO HIJO DE PUTA, y me empieza a coger por la cola, ¡qué HIJO DE PUTA! Como me la puso, no paraba de ponerla y sacarla hasta que acabamos los dos.

Nos quedamos un rato y yo como siempre para ver qué pasa se la empiezo a tocar, se le empezó a parar de nuevo, se la chupo ¡y me empezó a coger de nuevo!

Bueno la cosa es que cuando terminamos me dio $ 400 más, no estuvo mal, ¿no?

(8,55)