INICIO » Categoría » Ella me sacó mi verdadero yo

Ella me sacó mi verdadero yo

  • 5
  • 8.170
  • 9,11 (18 Val.)
Me pidió que me acostara boca abajo porque me haría unos masajes, comenzó a acariciarme la espalda y luego llegó a mi cintura para después pasar sus manos por mis piernas hasta mis pies, después subió lentamente y comenzó a acariciar mis nalgas y a masajear mi culo

Tenía 20 años cuando fui a un baile, el lugar era algo pequeño, la pista también era pequeña en comparación con otras discos .luego de un rato de escuchar música veo entrar a una chica delgada, alta de pelo largo y con unos pechos muy llamativos, junto a ella estaban otras chicas, cuando pasa al lado mío me miro y me sonrió luego paso y se sentaron en una mesa, en un momento pase cerca de ella y fui al baño al salir ella estaba en la puerta como esperándome y nos saludamos y comenzamos a charlar, luego fui a su mesa y estuvimos pasándola lindo toda la noche, cuando finalmente me dijo que se retiraba y si podía acompañarla hasta su auto que estaba a unas cuadras de allí, por supuesto le dije y salimos del baile. Al llegar hasta el auto me acerque para darle un beso de despedida pero ella tomándome del cuello puso su boca al lado de la mía y me metió su lengua entre mis labios .luego me dijo:

-¡subite, estoy sola en casa mi marido se fue de viaje!

Subimos al auto y fuimos a su casa, al entrar nos abrazamos y nuevamente su lengua se metió en mi boca, comenzó a desnudarme y mientras me bajaba el pantalón se arrodillo y saco mi pija para comenzar a chupármela, yo comencé a gemir y luego ella se paró y me dijo que fuéramos a su habitación, me saco la camisa y comenzó a chuparme las tetillas mientras se agachaba y luego me sacaba el pantalón, y comenzó a chuparme la pija con gran pasión. Cuando ya estaba totalmente desnudo me empujo en la cama y continuo chupándome la pija mientras ella comenzaba a desnudarse .luego me tomo de la mano y me sentó al borde de la cama con ella aun arrodillada en el piso, nos seguimos besando, coloco mis manos en sus pechos y comencé acariciarlos delicadamente, luego se paró y quedo su rosada tanguita frente a mis ojos, me pidió que me acostara boca abajo por que me haria unos masajes, yo cumpliendo su pedido me acosté boca abajo y comenzó a acariciarme la espalda y luego llego a mi cintura para después pasar sus manos por mis piernas hasta mis pies, después subió lentamente y comenzó a acariciar mis nalgas y a masajear mi culo, y en un momento me pregunto si me gustaba y no respondí, continuo acariciándome y me pidió que me arrodillara, entonces me puse en cuatro y mientras acariciaba mis caderas separo mis glúteos y su delicada lengua comenzó a lamer mi ano por momentos la lengua parecía más dura y comenzó a meterse en mi culo. Mi pija se puso más dura y paso su lengua de mi ano a los huevos mojándome se saliva todo el camino hasta que se metió un huevo en su boca y luego otro para regresar a mi ano y continuar chupándomelo, comencé a sentir sensaciones nuevas y ganas de que me metieran una poronga por el culo cuando en un momento sentí que me metía un dedo en el culo y comenzaba a coger dentro de mi ano, los minutos pasaban mientras me retorcía de placer cuando le dije;

-¡méteme dos dedos por favor!

Y me dijo...

-¡tenés tres dedos adentro bebe!

En eso se detiene y se para detrás mío y me dice...

-¡querés algo más grande?

-¡si! le respondí.

Y mientras me sostenía las caderas comenzó a meterme algo grueso y largo por mi culo y me tomo del pelo cuando con fuerza me la metió hasta los huevos y grite fuertemente de dolor y placer mientras me decía...

-¡cómo te entra, como te la comes guacho! toma putito.

Sentí que mi pija estaba por estallar y de repente comencé a eyacular sobre las sabanas y le dije...

-¡estoy acabando me sale todo la leche que lindooo!

Y me dijo...

-¡date vuelta!

Mientras me sacaba la pija del culo me acoste boca arriba y me tomo de las piernas y me las subió sobre sus hombros y me mando la pija nuevamente .la calentura se me estaba yendo y comencé a sentir dolor y a gritar cada vez más fuerte pero ella hacia caso omiso a mis ruegos e ignoraba mis gritos siguiendo metiéndome la pija hasta hacerme ver las estrellas de dolor en eso inclino su cuerpo hacia mí y al ver sus hermosas tetas colgando sobre mi cuerpo comencé a excitarme nuevamente, en eso siento su leche caliente mojándome las entrañas, toma mi pija y mientras se termina de descargar en mi interior comienza a masturbarme lentamente, luego se acuesta a mi lado y me dice...

¡limpiame la pija!

Me arrodille a la altura de su cintura y miro su pija empapada en mis restos y nuevamente me ordena que se la limpie tome mi slip y cuando estuve por limpiarla me dijo...

¡no bebe, con la lengua limpiala!

Mientras extendía su brazo y me ponía la mano en la nuca inclinándome la cara a su pija. Yo pensaba que era así, que uno tenía que limpiarla después de que lo penetraban, porque conocía unos amigos que se hacían enemas antes de tener sexo, así que mientras ella me empujaba recordaba a mis amigos y comencé a lamerla y a chuparla de la cabeza hasta los huevos, poco a poco su pija se paró nuevamente y comencé a chupársela mientras ella ponía una mano entre mis piernas y me masturbaba, en eso me empuja y se pone encima mío y comienza a chuparme la pija mientras yo se la chupaba a ella, minutos después una catarata de semen sale de mi pija entrando directamente a su boca.

  • Valorar relato
  • (18)
  • Compartir en redes