Nuevos relatos publicados: 12

Un amigo y su amigo

  • 5
  • 14.926
  • 9,00 (7 Val.)
  • 0

Osvaldo me besaba las piernas, mientras que Gustavo me quitaba mi blusa, esos dos se estaban aprovechando de mi estado alcohólico y de humor.

Todo comenzó aquel sábado en la tarde, mi hermana ya me tenía hasta el copete de sus reclamos y regaños, al parecer se molestó de que me divorcie por segunda ocasión, así que decidí salir de casa y le marque a mi amigo Oswaldo él ya estaba entonado y me invito a seguirla con él.

Ese día solo me puse unos jeans, una blusa rosa y mi chamarra, subí a mi auto y llegue a su casa, cuando me abrió me recibió de beso y abrazo, entramos a la sala y ahí estaba su amigo Gustavo, un chavo gordito y alto muy agradable pero muy fisgón, lo salude y comenzamos a beber.

Entre música y plática no parábamos de beber, yo ya estaba fuera de mis cabales y Oswaldo sabía aprovechar eso, sus manos acariciaban mis piernas y mis nalgas, yo andaba de dejada, de todos modos ya me había acostado con él, pero lo que no me esperaba es que Gustavo me comenzara a manosear sin permiso.

C: Que te pasa?

G: Perdón, es que ese wey me antojo!

O: jaja, yo o ella se te antoja?

G: pues ella, jajaja!!

No puse más atención ya que todos estábamos ebrios, así que decidí hacer caso omiso de la situación.

Comencé a bailar con Oswaldo, bailábamos bachata, de pronto el muy caliente me metió las manos dentro del pantalón, yo le di una cachetada, el solo se rio y seguimos bailando.

C: Que te pasa??

O: Es que estas muy rica!!

C: Contrólate!!

Pero más tarde yo en decirle eso que sentir las manotas de Gustavo apretando mis glúteos!

C: Que pedo?!

G: Que rica estas mamita!

Yo me moleste y decidí que mejor me retiraba, pero justo cuando caminaba hacia mi bolso, Oswaldo me tomo de la cintura y me comenzó a besar el cuello, no pude empujarlo ya que Gustavo me comenzó a besar también mientras sus manos apretaban mis tetas!

G: Que rica está esta vieja!!

C: Suéltenme!!

O: Tranquila déjate llevar!

Me empujaron hacia el sofá, Oswaldo comenzó a quitarme la blusa mientras Gustavo se despojaba de su pantalón ¡estaba a nada de ser violada!

Con fuerza me quito los pantalones yo los empujaba pero ellos eran más fuertes y por ende me dominaban muy fácil.

Oswaldo me besaba las piernas, mientras que Gustavo me quitaba mi blusa, esos dos se estaban aprovechando de mi estado alcohólico y de humor, ambos parecían bestias, no me quedo de otra más que cooperar para que todo terminara más rápido.

Oswaldo me quito la tanga y empezó a chuparme la concha, lo hacía muy rico la verdad, pero el hecho de que Gustavo estuviera chupándome las tetas me ponía tensa.

G: Anda puta!! Chupámela toda!!

C: Vete al carajo!!

O: Tranquilos, solo déjense llevar!

Tres dedos de Osvaldo entraban y salían, Gustavo más tranquilo me besaba la espalda y el cuello, yo sentí su pene duro en mi hombro, así que comencé a rosárselo mientras Oswaldo lamia de mi coño a mi culo con desenfreno!!

O: Tavo acuéstate, Cindy chúpasela mientras te la meto!

C: Estas loco!!

O: Ya!! Sé que te gusta, vamos cariño, déjame darte placer!

Gustavo ya estaba acostado en el sofá con su verga bien parada, Osvaldo me volteo y me empino hacia el pito de su amigo, así que solo cerré mis ojos y comencé a meterme la puntita, eso a Gustavo lo hacía gemir, mientras Oswaldo me la metía despacio, acariciando mi espalda y mis nalgas!

O: Que rico coño, uhm!!

G: No mames!!! Que rico chupas, uf!!

C: Uhm, uhm, uhm!!!!

Me tragaba por completo la verga de Gustavo, él se retorcía como gusano y eso me fascinaba, además Oswaldo me la metía tiquismo, me embestía haciéndome sentir mucho placer!

Me puse en cuatro patas encima del sofá haciéndole una “rusa” a Gustavo con mis tetas, Oswaldo me daba de nalgadas y me seguía penetrando bien rico!

C: Mas, uhm, ah!!!

G: Por dios! Eres la mejor!!

O: Te dije!!!

Gustavo se levantó y Oswaldo dejo de metérmela, ambos me pusieron su vergas en la cara y yo como la tragona que soy comencé a devorarlas!

La de Oswaldo era más grande pero la de Gustavo era más gruesa y mojada, me estaba dando un verdadero festín, primero una luego otra y luego ambas apenas me cabían en la boca, parecía una boa tragando a mis presas!

G: Que rico lo mamas!!

O: Cindy, uf!! Eres una tragona!!

C: Les gusta perros?!

Oswaldo se acostó y me cargo encima, me abrió las nalgas y comenzó a dármela por el culo, me dolía pero me gustaba sentir ese placer, mientras Gustavo se acomodaba para metérmela por el coño!

C: Ah! No mames, ah!!!

O: Adoro tu culo, uhm!!!

G: Que rico, aprietas rico!!

Tenía las dos vergas dentro de mí, ambos se movían rico, me estaban partiendo rico, del aborrecimiento pase al placer, gemía y les pedía más, me comportaba como toda una puta y eso a ellos los prendía más y más!

O: Ah, uhm, ah, ah!!

C: Mas, que rico, mas, mas, agh!!

G: Toma, uhm, ah, chiquita, que rico, agh!!!

Oswaldo se acostó y subí en el dándole mi coño, ahora Gustavo me la metía por el culo, ambos me estaban cogiendo rico!

G: Cindy, que rico coges, uhm, agh!!

C: Mas, denme duro!!! Cójanme, agh, asi!!

O: Mi amor, que puta!!! Te tragas todo!!

Yo también me movía como loca, sentía tiquismo, hace unos minutos quería matarlos y ahora solo quería hacerlos venir y sentir su semen caliente.

G: No mames, me vengo, agh!!

C: Ah!! Yo igual, agh!

O: mmm!! Démoselo en la cara!!

Me vine tiquismo!! Mi orgasmo fue largo y fenomenal, ellos me la sacaron y comenzaron a venirse encima mío, salpicándome la cara, el cabello, las tetas, las piernas, quede cubierta de su semen el cual saboree como la puta que ya soy!

C: Que rico, uhm!!

O: Me cae que eres única, uhm!!

G: No mames, que rico, jamás olvidare este día!!

C: Parta la otra no seas tan brusco Oswaldo, basta con convencerme!

O: Lo siento me dejé llevar!!

Nos tomamos unas cervezas más y después cogí individualmente con cada uno de ellos hasta el amanecer, Oswaldo me llevo a mi casa pidiéndome repetir este momento de placer!

(9,00)