INICIO » Categoría » No Consentido

No Consentido

de 20 «

Fantasías extremas

Dos relatos cortos sobre sexo no consentido
  • 4
  • 6.435
  • 8,71 (14 Val.)

La historia de Ana (Capítulo 2)

Yo no hice nada cuando me tocó así. Nunca supe qué hacer en esas situaciones. Desde que el tío Luis me metió mano, cuando pasan esas cosas me quedo petrificada
  • 18
  • 5.367
  • 9,82 (17 Val.)

Extorsión en familia

Por andar ofreciendo mi cuerpo en la vía pública sufro de una extorsión ni más ni menos que por parte de un pariente cercano
  • 19
  • 12.993
  • 9,68 (25 Val.)

Jugando con mis amigas (Parte 6)

Luego de los dos encuentros que tengo con Evelyn en la plaza logro por fin organizar una nueva partida de nuestros juegos strip, esta vez incluyéndola
  • 16
  • 7.587
  • 8,75 (16 Val.)

Una chica es violada por varios hombres

Varios chicos del pueblo estaban resentidos con ella, un día entre varios se la llevan a un lugar remoto y le arrancan la ropa entre todos. La tiraron al piso donde dos de los chicos la sostenían de sus piernas y otros dos de las manos, el que parecía ser el líder del grupo fue el primero
  • 5
  • 10.400
  • 9,24 (21 Val.)

De cómo se llegan a cobrar algunas deudas

Condicionada por las circunstancias nuestra Olga vio que su mejor opción era claudicar y se doblegó a las exigencias, siendo consciente que era lo más conveniente para ella. Acto seguido, cipote en mano, previo escupitajo en su glande, empezó el intento de perforar la zona anal
  • 9
  • 11.848
  • 9,81 (26 Val.)

Cuando necesite algo, sabe dónde encontrarme (2)

La toma con más fuerza del cabello haciendo que se acueste en el escritorio, empinando el culo. Manosea sus piernas y el culo, por debajo de su falda escolar. Kiara está asqueada porque el director no desiste. Le abrió las piernas bruscamente
  • 4
  • 11.597
  • 9,25 (20 Val.)

Era criada y la convirtieron en puta (Tercera parte)

Joaquín puso a Lola sobre unos de los coches de Manuel. Le abrió las piernas después de haberla dejado desnuda de cintura para abajo y le comió el chocho. Lola se moría de gusto. Lo que no sabían ninguno de los dos, Tomás el jardinero, estaba viéndolos a través un cristal muy sucio del taller
  • 13
  • 11.533
  • 9,52 (23 Val.)

Tres relatos de sexo (Segunda vuelta)

Tres historias cortas e independientes
  • 16
  • 8.742
  • 9,36 (14 Val.)

Se sacrificaron mi esposa e hija para evitar la bancarrota

Cuando su verga ya estaba lista, él se puso de pie y se desnudó, para luego ubicarse encima de mi esposa y abriéndole sus piernas, dejó que su cuerpo se posara sobre el de Claudia hundiéndole su pito en lo profundo de su vagina
  • 32
  • 17.643
  • 9,74 (35 Val.)

Los celos pueden matar pero también follar

La gente dice que debes cuidarte. Cuidarte la espalda en todo momento, ya que nunca estamos seguro el cien por ciento. Violeta Velmon't era una morena decida y aplicada, con un agenda ordenada y apretada, pero quien dice que las agendas no se pueden romper
  • 20
  • 11.008
  • 9,64 (14 Val.)

Pesadilla en el autobús (Parte 3)

Subí y me acosté llena de vergüenza y al poco tiempo creo me quedé dormida. Mi padre al día siguiente tenía que viajar a otra ciudad hacer una auditoría por lo cual debía madrugar y era costumbre de mi madre levantarse a organizarle su ropa, despedirlo y luego salir deprisa para el gym
  • 20
  • 9.961
  • 9,50 (16 Val.)

Era criada y la convirtieron en puta (Segunda parte)

Lola se agachó y se la metió en la boca, aunque le daban. Empezó a chuparla con desgana, pero Manuel le obligó a ir más rápido sujetando su cabeza y moviéndola adelante y detrás. Al poco se corrió. Se corrió en la boca de Lola y le cerró la boca obligándola a tragar todo su semen
  • 12
  • 9.713
  • 9,79 (19 Val.)

Pesadilla en el autobús (Parte 2)

Él se paró frente a mí, tomó mi rostro con sus manos, me acarició y me hizo poner de pie. Yo temblaba y lloraba, mientras él solo me miraba y sonreía
  • 10
  • 11.310
  • 8,83 (12 Val.)

Pesadilla en el autobús (Parte 1)

Yo me puse pálida y mis piernas empezaron a temblar y más aún cuando uno de los que estaba enfrente de mí me mostró una navaja, luego sentí que el que me tenía por la cintura puso su mano en mi cola
  • 7
  • 13.100
  • 8,53 (15 Val.)

Las chicas del cole

Luciana y Daniela estaban contentas de haberse reunido con sus ex compañeras del colegio, generación 2016. Había sido idea de Luciana volver a verse con amigas y compañeras del cole, incluso se le ocurrió que fueran todas vestidas con sus viejos uniformes
  • 10
  • 12.608
  • 8,53 (17 Val.)

Nuestra visita a la ciudad de México

Esa mano fue deslizándose hacia arriba hasta llegar a mis nalgas, como les había mencionado me sorprendió que tan rápido ya estaba siendo manoseada, alguien se estaba propasando conmigo a pesar de ir junto a mi padre
  • 5
  • 13.286
  • 9,44 (25 Val.)

Tres relatos de sexo

Tres relatos cortos cuyas historias no tienen nada que ver una con la otra. Un desconocido muy persuasivo. Un recuerdo para un enamorado. Una maestra chantajeada
  • 15
  • 11.585
  • 9,67 (33 Val.)

Vanessa juega con fuego

Por un largo rato estuvieron los tres reponiéndose en la cama. Luego Don Fermín desató a la chica, le dijo que se vistiera y con el negro Polo la llevaron hasta una plaza cercana
  • 10
  • 9.082
  • 8,45 (11 Val.)

Violación a una voyeur

Natalia es una joven sevillana que disfruta haciendo de mirona, pero una noche la pillan y la obligan a participar en una orgía
  • 22
  • 14.906
  • 9,70 (33 Val.)
de 20 «