INICIO » Categoría » No Consentido

Relatos Eróticos

No Consentido

de 19 «

Lágrimas (relato corto no consentido)

Al principio, sólo era cariñoso; luego le susurró obscenidades al oído, y le palpó las tetas y el culo
  • 4
  • 19.141
  • 9,55 (33 Val.)

La violación de Marcel

Un chico de 18 años es violado por una extraña pareja
  • 5
  • 19.173
  • 8,30 (43 Val.)

Luciana y los viejos

Una atractiva chica trabajando en el almacén de dos viejos degenerados es objeto de sus perversiones
  • 6
  • 23.500
  • 9,03 (30 Val.)

La mujer del diablo

Nunca pensé que los chanchullos de mi marido terminarían conmigo siendo sodomizada y violada por ella
  • 10
  • 13.043
  • 9,37 (19 Val.)

Trágica historia de sexo

Pero no pude evitar mirar un buen rato cómo el cuerpo de la mujer se estremecía ante las embestidas de Germán. La mujer gemía de placer. Germán le estrujaba el culo con la mano que tenía libre, y la atraía hacia él una y otra vez para clavarle sus estocadas
  • 20
  • 14.916
  • 9,57 (23 Val.)

La historia de una sirvienta

Mi madre trabajaba como sirvienta, todo muy normal hasta que llega a una casa donde la señora y sobre todo su compañera, le harán la vida imposible, y algo más
  • 5
  • 13.576
  • 8,26 (19 Val.)

Mini súper

Una joven me ha robado y tendrá que pagar por ello
  • 7
  • 14.646
  • 8,47 (17 Val.)

El conserje del edificio me cobró el favor

El conserje del edificio se aprovecha de mí y se cobró con creces el favor que me hizo aquella noche que llegué tomada
  • 9
  • 15.536
  • 9,54 (28 Val.)

El fin de la pesadilla (Última parte)

Solo separó mis piernas con ambas manos, acomodó su pene en mi vagina y lo metió con algo de fuerza lo que me provocó dolor
  • 7
  • 12.445
  • 8,78 (9 Val.)

Ana (9)

Cuando estaba en busca de experiencias nuevas salía a la noche de cacería. Iba a bares, y no pasaba ni cinco minutos de estar sola en una mesa, que un macho caliente ya la abordaba.
  • 45
  • 13.227
  • 9,62 (21 Val.)

Como provoqué mi primera violación

Me di cuenta que pronto me iba a penetrar, ya que me estaba desabrochando el jean y me lo bajó hasta los tobillos. La tanga me la rompió de un tirón
  • 7
  • 14.271
  • 9,56 (18 Val.)

Violada en las vacaciones

Luego se bajó sus pantalones y su slip dejando su enorme miembro colgando, todo sucio y muy gordo, lo tomó con su mano teniéndolo fuerte, riéndose, y me pegó con él en la cara, me lo pasó por la nariz, los ojos y luego se detuvo en mis labios, como demostrando su poder
  • 15
  • 13.189
  • 9,33 (30 Val.)

Cumpliendo mis retorcidas fantasías

Tranquila zorrita, yo sé muy bien que querías esto. Por algo me venías provocando todos los días con esa risa de perra regalada, con esas prendas ajustadas, pidiendo a gritos que te coja.
  • 5
  • 13.710
  • 9,00 (20 Val.)

Lo que escondía la gestoría (segunda parte)

Cuando Alisa sintió su lengua lamiendo su clítoris, me miró. Pude verlo en sus ojos, lo hacía por mí y para mí. Me quité la chaqueta, mi cuerpo ardía al verlas.
  • 18
  • 12.319
  • 9,89 (19 Val.)

Lo que escondía la gestoría (primera parte)

La cogí por las muñecas y se las apoyé en la pared, se mostraba dócil ante la amenaza de que le hiciera daño, mientras con la otra mano comencé a jugar con sus tetas. Ver como sus pezones se endurecían me excitaba cada vez más y no pude resistir la tentación de bajarla hasta su entrepierna.
  • 16
  • 12.368
  • 9,65 (17 Val.)

Abuso de autoridad

Historia de cuando unos policías hacen uso de su autoridad para cometer actos abusivos hacia mí.
  • 10
  • 14.135
  • 9,50 (14 Val.)

A mi amiga dormida le rompo el culo

Mientras me besaba le tomé las tetas y poco a poco fui bajando mi mano hasta meterla dentro de su pantalón y fui acariciando su vagina, lento y suave.
  • 5
  • 14.829
  • 8,61 (18 Val.)

El fin de la pesadilla (primera parte)

Sin esperarlo se detuvo para ponerse de pie sorprendiéndome un poco, luego me tomó de la mano para levantarme lo cual me sorprendió mas, pero al ver lo que quería mi sorpresa se convirtió en miedo, me hizo arrodillar tomándome del cabello.
  • 19
  • 13.811
  • 8,83 (18 Val.)

Necesitaba compañía y un vagabundo se convirtió en mi pareja

Es la historia de cómo, mi inocencia me llevó a entregar mi confianza a un hombre que terminó utilizándome, humillándome y sobre todo, abandonándome en el peor momento.
  • 10
  • 13.740
  • 9,55 (11 Val.)

Mi hermana y yo violadas por mi culpa

Sandra obedeció llorando, se quitó primero la ombliguera y como no traía sostén, sus pechos quedaron al descubierto para regocijo del tipejo morboso, que había sacado una camarita de entre sus ropas y se puso a sacarle fotos con una mano.
  • 28
  • 13.024
  • 9,60 (25 Val.)
de 19 «