INICIO » País » España

España

de 225 «

Body, ligas y nada más

La luz no es suficiente. Te arrodillas frente a mí, entre mis piernas, abres mi cierre, sacas mi pene, medio erecto, le das un beso en el glande y lo dejas afuera, prohibiéndome tocarlo
  • 3
  • 2.031
  • 9,86 (7 Val.)

Adelita, su padre y su amiga

Viendo como Adelita gemía y temblaba y sintiendo la lengua de Gerardo en su ojete, Marta, casi se corre, pero al no correrse al mismo tiempo que su amiga, quiso saber que se sentía al ser penetrada analmente
  • 10
  • 10.312
  • 9,59 (27 Val.)

Nuestra amiga argentina sigue recordando sus vacaciones

Hasta que me dice que me quería coger. La hija de puta tenía el cinturonga de su amiga en su casa y no me había dicho nada, trato de resistirme, pero la pendeja me puede y le digo que un poco, nada más, bueno, me dice que me ponga en cuatro y me lo empieza a meter en la conchita
  • 7
  • 2.104
  • 8,86 (7 Val.)

El pollón de mi suegro

Después metí ese palo gigantesco dentro de mi boca. Cuanto más le escuchaba gemir, más ganas tenia de comérsela y de hacerle disfrutar. Me moría de ganas de sentir como estallaba en mi boca
  • 6
  • 19.904
  • 9,41 (34 Val.)

Patricia y su alumno

El joven sintió como la suave mano de ella agarraba suavemente su endurecido miembro y empezaba a masajeárselo. Poco después, el joven estaba sentado en el sofá mientras ella se encontraba frente a él mirándole ardientemente
  • 8
  • 11.257
  • 9,74 (27 Val.)

El polvo de mi vida

Ya estaba fuera de mí. Empecé a desabrocharle los pantalones, impaciente, buscando como un niño su caramelo. Me quitó la camiseta dejando al descubierto mi sujetador, sacó mis pechos lascivos por encima y los lamió urgentemente
  • 7
  • 6.479
  • 9,64 (14 Val.)

Todo comenzó en la calle

Ella la sentía dentro, hasta el último centímetro. Yo la sacaba muy despacio mientras nos besábamos y la volvía a meter fuerte. En ese momento desaté sus manos, la agarré de los hombros y se lo hice como nunca lo había hecho
  • 3
  • 2.594
  • 9,43 (7 Val.)

De tiendas y en el probador

Con su mano izquierda sujetaba mi barbilla con fuerza mientras nos besábamos apasionadamente y rápidamente consiguió su objetivo. En un momento, estaba húmeda y hambrienta
  • 5
  • 4.618
  • 9,56 (9 Val.)

Mi prima francesa, menuda cerda

Me follé dura y salvajemente a mi prima francesa y la convertí en mi putita personal
  • 9
  • 15.602
  • 9,17 (35 Val.)

El moro me hizo suyo (Tercera parte)

Jabibi, se retorcía de gusto y desesperaba por no poder emitir sonidos que nos pudieran delatar. No aguantó más y me levantó por las axilas, dándome la vuelta y colocar mis manos sobre la pared. Me sujetó por las caderas, haciendo que me inclinara un poco, y sacara un poco el culo para dejárselo
  • 18
  • 4.058
  • 9,71 (7 Val.)

Nuestra amiga argentina cumpliendo fantasías

La semana pasada, me decidí, lo llamé a Matías, el amorcito de mi vida, y con el único que me animaría hacer algo así, le dije que me avise cuando esté solo en la casa
  • 4
  • 3.602
  • 8,80 (5 Val.)

Fantasía porno: Mi familia

El grito de mama al sentir mi semen fue de tal intensidad que la modulación de voz transmitía agonía. Las convulsiones de todo su cuerpo alrededor del brazo enterrado hasta el codo en su sexo fueron tan violentas, que parecía tener un ataque. Su pelvis subía y bajaba
  • 21
  • 16.567
  • 9,39 (31 Val.)

Prueba a meterme la polla en el culo, papi

Electra, se inclinó para coger el vaso y Bob le miró para las grandiosas tetas. Al darse la vuelta e ir hacia el mueble bar, Bob, vio cómo su culazo iba de un lado al otro y su verga, su verga latió al mismo compás
  • 11
  • 19.834
  • 9,69 (32 Val.)

Mi esposa madurita

Una vez que él chico se recreó mirando los senos de mi mujer, se acercó a ella y comenzó a tocarlos suavemente como lo había hecho en el cine, provocando que mi mujer comenzara a gemir placenteramente, después procedió a mamarlos succionando cada pezón
  • 18
  • 12.420
  • 9,82 (28 Val.)

Nuestra amiga argentina y Belu haciendo de las suyas

Me acomodo atrás entre los dos chicos, claro cuando me senté la pollerita, por más que me quisiera acomodar ya la tenía de cinturón. Y aparte íbamos pegados, los chicos eran grandotes, así que aprovechaban al menos distraídamente para rozarme las piernas
  • 6
  • 5.051
  • 8,83 (6 Val.)

Nuestra amiga argentina y las locuras que hizo con Matías

Antes que siga, les voy a contar que Matías en el sexo es muy zarpado, como yo, juntos cumplimos fantasías. Tríos, que me viera coger con sus amigos, coger a escondidas y otras cosas, cosas que con la novia no hizo jamás, ni siquiera la cola le hizo a esa boluda
  • 4
  • 1.079
  • Sin valorar (0 Val.)

Nuestra amiga argentina y sus caprichos

Hoy me levanté con ganas de estar con una mujer, no sé, hay veces que me pasa eso y la llamé a mi amiga Pili
  • 2
  • 2.600
  • 9,33 (3 Val.)

Emputecimiento (II): Lunes por la mañana

Alfredo, dueño del Puticlub de provincias, espera nervioso la llegada de Magda a la espera de catarla para que se inicie en su local el proceso de emputecimiento decretado por su Amo
  • 15
  • 4.243
  • 9,14 (7 Val.)

El moro me hizo suyo (Segunda parte)

Después de más de 15 minutos en esa posición, en la que me estuvo dando por el culo, se puso de pie, y sacándome la polla del culo, me ordenó meterme en la cama
  • 18
  • 5.100
  • 9,78 (9 Val.)

Nuestra amiga argentina y su gusto por los pendejos

Pero me equivoqué, tenía razón Camila, en el sentido que se quería levantar a todas las amigas de ella. El viernes, ayer, a la tarde me llama, y después de hablar boludeces me dice si quería salir, obvio, me hice un poquito la difícil diciéndole que era muy chico
  • 12
  • 4.660
  • 9,11 (9 Val.)
de 225 «