INICIO » País » España

España

Relatos eróticos de España

Chantaje a mi puta perra (VII)

En ese momento tocaron a la puerta, y Susana se separó de su madre y la mando a abrir la puerta. Por la puerta apareció Ceci, venía ya con el abrigo en el brazo y con un vestido azul por encima de la rodilla, una medías azules y unos tacones impresionantes del mismo color. ...
Leer más

Follándome a mis maduras del barrio

Os voy seguir contando lo bien que me va después de poner mi primer anuncio en una página de contactos. Ya conté, en un relato anterior, que un viernes noche llegué tocado a casa y acabé poniendo un anuncio vendiéndome por una cantidad ridícula a mujeres c...
Leer más

Tino, mi vecino me vuelve a chantajear

Ya hacía más de 15 días que mi perverso vecino, Tino, me había amenazado con descubrir lo que solíamos hacer mi vecino Luis y yo. Aquel día me hizo subir a los trasteros y allí me dio por el culo, me sodomizó con dos enormes consoladores, me habia s...
Leer más

Mi madre y mi tía me esperaban al llegar a casa

Acababa de entrar en casa, nada más cerrar la puerta voy al salón cuando me encuentro a mi madre y a mi tía tomando una copa de vino mientras charlaban en el sofá. Al verme, Amparo se alegra gratamente y la felicidad es mutua, me siento en el sofá a su lado mientras est...
Leer más

Me vino a la imaginación

Sobre el sofá desnudo me tumbé,  un mediodía reposado de otoño.  Me repensé y me sentí un poco ñoño: "¿Por qué?"; no sé por qué hoy no la invité.  Anteayer mismo fue que la besé...
Leer más

Inn Halloween

Me acosté con una bruja la noche de Halloween. Me transportó a un hostal inn, y por poco no me estruja: tanto deseaba mi aguja. Sus tetas las saboreé, su coño lo traspasé.   Ella gritaba y gritaba, más cuando yo más le daba....
Leer más

Los polvos bajo las estalactitas

Allí, parada en el umbral de la biblioteca, enfrente la calle, detrás los libros, a Priscila le asaltó una seria duda: ¿sería cierto que la raza humana, de natural, era promiscua? En fin, en sus más de veinte años de madurez intelectual, tras dejar de ser ...
Leer más

Memorias inolvidables (Cap. 24): Definitivamente me voy (2)

B. Definitivamente, ¡me voy! Aunque habíamos llegado a casa tarde, aunque Facundino estaba muy cansado, aunque yo tenía el culo muy abierto y me estaba doliendo porque lentamente se iba cerrando…, aunque esto y nuestra pena nos invadía, desperté a Facundino tem...
Leer más

Hagas lo que hagas sin bragas

Viene de golpe. Poderosa. Fulminante. Desde el entre muslo hacia el ombligo. Y estremece todo mi cuerpo como una campaña cimbreando. Mi taconeo rítmico y concienzudo siempre atrae oídos y luego miradas en cada fiesta VIP que me invitan. Luego se antepone el brillo de mi conjunto y el...
Leer más

Fiestas para mi sola

Salimos del pub y nos dirigimos a una hamburguesería de esas que abren las veinticuatro horas, pedimos una para cada y una ración de patatas. Estábamos comiendo cuando aparecieron unos amigos nuestros, se sentaron con nosotras y entablamos conversación con ellos uno de ellos. ...
Leer más
de 537 «
*Acceso rápido: Nº de página y enviar