INICIO » País » España

Relatos Eróticos

España

de 219 «

Cita con una escritora de relatos

En este relato os cuento la historia que viví con una escritora de relatos para que veáis que los milagros existen
  • 7
  • 2.293
  • 9,75 (8 Val.)

Casilda, una mujer morena e inexperta

Le abrí la cremallera trasera de su vestido azul. Se lo quitó y se volvió a echar hacia atrás en la hierba. Al ver la humedad en sus bragas blancas, de la que salían pelos negros por arriba y por los lados, me aceleré sin poder evitarlo. Me puse en pelotas, después le quité el sujetador
  • 21
  • 4.769
  • 9,70 (20 Val.)

Tengo marido y suegro y ambos me nutren de esperma

Jamás imaginé que tener sexo con dos hombres fuese mi vocación, soy su puta y me fascina serlo, me aman por donde somos amados los maricones y yo, los adoro
  • 8
  • 5.153
  • 8,75 (8 Val.)

Nuestra amiga argentina se prostituye por afición

Me miro al espejo y si, tenía toda la pinta de trola, con esa pollera que apenas me tapaba la cola, y sigo pensando, si me animaré a pararme así en una esquina y ver qué onda, y lo de siempre, esa adrenalina que empiezo a sentir, y que no me deja pensar
  • 4
  • 4.755
  • 8,91 (11 Val.)

Un chiringuito como origen de placer

Conocí casualmente al tío con la polla más grande que jamás he podido disfrutar y me sedujo para poder gozar de mí
  • 18
  • 3.632
  • 9,50 (10 Val.)

Sexo inesperado en el hotel donde trabajaba

Yo me tumbé boca arriba y los dejé gozar un poco. Se vinieron a por mis tetas, las querían sobar y amasar, les encantaban así de grandes y solo para ellos. Luego mientras unas manos me sobaban las otras bajaban
  • 9
  • 10.364
  • 9,54 (24 Val.)

Vida real

Hay algo que me ronda hace tiempo y quiero transmitir
  • 1
  • 2.224
  • 9,25 (4 Val.)

Venancio, el viejo tendero (Parte 2)

Hacía unos días que el viejo tendero, Venancio, me había dado por el culo en su tienda casa. Ya habíamos coincidido en el bar donde solíamos parar, y en varias ocasiones habíamos coincidido en el aseo. Cada vez que coincidimos me había metido mano todo lo que pudo. Me sobaba el culo con sus manos
  • 19
  • 4.830
  • 9,44 (9 Val.)

Era criada y la convirtieron en puta (Segunda parte)

Lola se agachó y se la metió en la boca, aunque le daban. Empezó a chuparla con desgana, pero Manuel le obligó a ir más rápido sujetando su cabeza y moviéndola adelante y detrás. Al poco se corrió. Se corrió en la boca de Lola y le cerró la boca obligándola a tragar todo su semen
  • 12
  • 6.731
  • 9,82 (17 Val.)

Fantasía porno

La zorrita me estaba lamiendo los huevos con calma, realizando estruendosos ruidos de chapoteo. Lleva unos vaqueros de cintura baja, que indefectiblemente, al ponerse a cuatro patas dejan ver la mitad de su culazo perfecto
  • 16
  • 3.028
  • 8,86 (7 Val.)

Kokoro

Kokoro se llama, un nombre precioso, sólo pronunciarlo a mí me da gozo
  • 3
  • 1.583
  • 9,50 (2 Val.)

En el pueblo con mi cuñado

Iba a pasar las vacaciones a solas con mi novio en el pueblo, pero la llegada de mi cuñado alteró mis planes
  • 10
  • 6.413
  • 9,63 (8 Val.)

Mi prisionero

Posaste en mí tus ojos prisioneros, y me susurraste al oído que deseabas mi cuerpo entero
  • 1
  • 1.524
  • 9,67 (3 Val.)

Era caprichosa, mimosa y traviesa (Parte 3)

Sor Patricia le quitó la camisa blanca y sor María, el cinto y le abrió la bragueta del pantalón de tergal. Apareció el bulto de la polla en el calzoncillo. Mery, se metió entre las dos monjas, le bajó el calzoncillo a su padre
  • 8
  • 11.642
  • 9,44 (18 Val.)

Era caprichosa, mimosa y traviesa (Parte 2)

Mery, a los pies de sor María, le echó aceite en las dos tetas, unas tetas puntiagudas, con grandes areolas rosadas y pezones como guisantes. Sor Patricia, arrodillada junto a la cabeza de sor María, con las dos manos, muy despacito, masajeó una teta y después la otra
  • 8
  • 12.148
  • 9,65 (17 Val.)

Era caprichosa, mimosa y traviesa

Mery posó el plátano en la encimera y quiso darle un masaje en el cuello a su padre, al tiempo que arrimaba las duras tetas a su espalda
  • 13
  • 16.544
  • 9,59 (29 Val.)

Venancio, el viejo tendero

Pues eso tiene fácil solución me decía el viejo, sin dejar de menearme la polla. Como veía que no le decía nada y me había quedado quieto, el viejo se iba animando, y ahora me estaba bajando poco a poco el pantalón del chándal
  • 18
  • 5.081
  • 9,60 (5 Val.)

Cosas que pasaron después de mirar una película porno

A las tres de la madrugada me desperté y sentí unos gemidos muy dulces y muy bajitos. Me giré y vi que mi esposa, desnuda y destapada, se estaba haciendo un dedo. Al ratito se corrió
  • 3
  • 6.766
  • 9,43 (14 Val.)

Nuestra amiga argentina se pone celosa

Entonces le bajo los pantalones, me arrodillo y se la empiezo a chupar, la verdad es que me maté para que fuera la mejor chupada de su vida, le pasaba la lengüita por el glande muy despacito, la besaba, le besaba los huevitos y se los acariciaba
  • 4
  • 4.596
  • 8,83 (6 Val.)

Matías es la perdición de nuestra amiga argentina, otra vez

Belu me agarra de la mano, nos ponemos frente a ellos y empezó la fiestita. Todavía no lo puedo creer. Belu se pone detrás de mí y me empieza a besar el cuello, a tocar las tetas, me desabrocha la blusa, el corpiño, los chicos miraban y pedían más
  • 6
  • 5.532
  • 9,22 (9 Val.)
de 219 «