Nacimiento del harem (Cap. 1)

Tiempo estimado de lectura del relato 5 Número de visitas del relato 8.728 Valoración media del relato 7,88 (17 Val.)
Nacimiento del harem (Cap. 1)

RESUMEN

Todo empieza en septiembre de 2010, cuando una chica de apenas 32 años y de naturaleza sumisa estaba buscando a quien servir

Todo empieza en septiembre de 2010, cuando una chica de apenas 32 años y de naturaleza sumisa estaba buscando a quien servir y que la dirigiera para darle sentido a su vida, ya que una persona así siempre se siente vacía si no tiene a quien servir. Decidió ingresar a una sala de charla donde se encontraban varías mujeres y hombres de tipo dominantes, ella ya habiendo entrado ahí con anterioridad, decidió ya no buscar AMO, sino que buscó esa vez una AMA.

Al estar buscando contacto para rendir su vida a sus pies, encontró un participante de la sala de nombre ALTEZA2010, esto la animó a escribirle y de rodillas presentarse y suplicarle fuera su dueña. La mujer dominante le hizo algunas pruebas de dominación y verificar si como sumisa valía la pena o no dominar; ya que la Domina no tolera a las personas mediocres, y mucho menos se lo iba a tolerar a una sumisa.

La sumisa dio muestras de ser una chica bastante sometida y manipulable, por lo que la Domina decidió usarla esa tarde, y si pasaba la prueba le daría la oportunidad de servirle en un futuro tal vez no muy lejano, en una sesión real y no solo charlando, sino que ya sería de manera activa, la sumisa con tal de sentir que su vida empezaba a tener sentido después de mucho tiempo aceptó el reto.

Al parecer la chica era bastante sumisa, ya que orden recibida, era una orden ejecutada al instante y sin reclamo alguno; la domina decidió darle cita para ese mismo día afuera de una plaza comercial y verificar que tan arrastrada era estando en público. Al llegar la sumisa, ya su futura AMA se encontraba en la puerta del centro comercial, así que apenas llegó la sumisa, la domina le chasqueo los dedos y la chica que empezaba a ser dominada se arrodilló, besó los pies de su señora y esperó recibir órdenes, el AMA al ver su nivel de entrega le ordenó seguirla estando a cuatro patas por el centro comercial.

Llegaron a un café y para disfrazar la situación y no delatarse en ese momento ante los demás, le permitió sentarse en la silla, pero con la consigna de mantener la mirada baja y que se de dedicar solo a responder lo que se le preguntara. La señora empezó preguntando si tenía familia y entre ellas algunas mujeres, la chica con voz temerosa y apenas audible respondió que sí.

El AMA pidió a la mesera un late para ella, y ya que la sumisa por naturaleza no tiene derecho alguno, solo le permitió beber un vaso de agua el cual la perrita agradeció. La señora continuó la entrevista y lo primero que le dijo fue, “tu nombre no me interesa, eres sumisa y por lo tanto puedo llamarte como se me antoje, tu podrás llamarme Alteza, Excelencia o Majestad”, ¿te va quedando claro perrita? La chica respondió “si su Majestad”.

La perrita empezó a contar acerca de su familia en la cual había bastantes chicas que podrían ser domesticadas también, al Ama le interesó el relato y le permitió continuar su historia, la perrita dijo a su nueva dueña que aunque algunas no eran sumisas como ella, si eran fácilmente domesticables, el Ama sacó de su bolso un collar BDSM y se lo puso a su nueva perrita, lo que la perrita ignoraba es que el collar tenía oculto un GPS que le daba la ubicación exacta de donde estaría la perrita, después de eso le ordenó le diera su teléfono para estar monitoreándola en todos y cada uno de sus movimientos.

La chica dio a su nueva dueña lo que le había ordenado apenas hacia unos instante. La domina ordenó a su nueva perrita pagara la cuenta para retirarse ya. La sumisa pagó la cuenta para enseguida disponerse a seguir cinco pasos por detrás a su Ama, ya que era la distancia permitida para los sumisos para estar cerca de sus amos, al llegar al auto, la domina encajueló a la perrita y así poderla llevar a su reino sin que ella supiera cuál era su ubicación.

El camino fue algo largo para llegar a la mansión de su nueva Ama. Al llegar fue des encajuelada la perrita, la cual apenas fue sacada besó los pies de su dueña y le siguió a cuatro patas para entrar a su nuevo lugar de vida, sumisión y entrega total. Apenas entraron la señora le ordenó encuerarse para después llamar a su futuro sequito de perritas, ella obedeció llamando a unas primas para avisarle que por fin había encontrado a su AMA ideal, que ya estaba en casa de su dueña para servirle, y que su nueva dueña le había dado la orden de contactarlas para que se presentaran al día siguiente ante su dueña; las primas no supieron que responder en ese momento, sin embargo minutos después aceptaron conocer al AMA de su prima, así que su futura dueña las citó en la misma plaza que había citado a su perrita actual.

Dicho esto colgó la bocina del teléfono y fue llevada al lugar donde sería su dormitorio, una jaula de titanio reforzado para que evitara escapar en caso de tener deseo de arrepentirse, fue introducida a su jaula y antes de cerrarse la misma, le besó los pies a su dueña agradeciéndole esa oportunidad. Habiendo lamido los pies del AMA se retiró su dueña a su habitación para pensar que tareas y obligación asignaría a las futuras esclavas.

Comparte este relato

3927
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar