Novia y madre dominante (Final)

  • 6
  • 6.425
  • 7,36 (11 Val.)
Las perras ya con su nueva identidad y teniéndolas con sus recuerdos bloqueados, las esclavas andaban como moscas, girando en círculos sin ningún lugar a donde dirigirse específicamente

Las perras ya con su nueva identidad y teniéndolas con sus recuerdos bloqueados, las esclavas andaban como moscas, girando en círculos sin ningún lugar a donde dirigirse específicamente, ya su actitud era de un zombis a los que solo caminaban donde se les ordenara y su único recuerdo era que eran esclavas gracias a que habían nacido así, y por lo tanto su destino era llegar al final de su vida siendo unas esclavas.

Su Alteza había hecho su mejor trabajo, ya que al principio esas chicas eran 100% groseras y rebeldes, en cambio ahora eran unos simples robots programados solo para realizar todo lo que se les ordenara hacer, ni siquiera recordaban como llegaron ahí, mucho menos podían recordar ni sus nombres, se les había formateado el cerebro de manera permanente y definitivamente toda posibilidad de recuperar sus recuerdos era completa y absolutamente nula.

Su Alteza ordenó a una de sus esclavas le trajera el teléfono, para llamar a su clienta y avisar que la otra mitad de su pedido estaba lista y que podía pasar por ella. La clienta acordó con su Alteza pasar a recoger a sus hijas que ahora le servirían eternamente como sus esclavas como a las cinco de la tarde para que no fuera ni muy temprano, ni demasiado tarde, de esa manera no interrumpiría las actividades de su Alteza, y mucho menos iba a interrumpirla justo en su hora de descanso.

Su Alteza hizo traer a las nuevas perritas domésticas para avisarles que habían sido requeridas en plan de renta, y también les advirtió que más les iba a valer no cometer un solo error o acto de rebeldía al ser entregadas, ya que de tener el más insignificante error se rían fuertemente castigadas.

Las esclavas dijeron a su Alteza que no se preocupara por quedar mal, ya que en su vocabulario no existía la palabra “error” y en su mente solo tenían presente ser eficientes. Su Alteza les ordeno enjaularse hasta ser requeridas.

Faltando pocos minutos para dar las cinco de la tarde se escuchó como sonaban las campanadas del reino de su Alteza, era la clienta que venía por el resto de su encargo. Como ya era costumbre fue conducida a la sala de espera o recibidor mientras traían al resto del sequito de sus hijas transformadas en esclavas.

Sus ex hijas fueron llamadas mediante un silbido, al cual ellas reaccionaron de manera inmediata y al llegar caminando a cuatro patas como las perras que ahora eran besaron los pies de la señora que tenían frente a ellas, a la cual ahora era una total desconocida, ya que para tener el éxito esperado fue necesario borrar todo recuerdo de su vida pasada, lo que provocaba solo recordar su vida actual como esclavas.

El Ama pagó a su alteza por el servicio contratado, chasqueó los dedos y sus nuevas esclavas la siguieron obedientemente a la orden dada con solo el chasquido y al llegar a su casa de inmediato las desnudó como al resto de esclavos que ya tenía a sus pies.

La madre quedó sorprendida de ver como ya sus hijas ni la reconocían, eso para ella fue muy conveniente, ya que así podría usarlas a su antojo sin recibir ni un reclamo por parte de ellas, ahora ella tenía la vida perfecta llena de esclavos, lo que ella nunca previó fue que ahora su vida como Ama era perfecta pero su vida familiar así como su vida sentimental había finalizado, y todo gracias a su hambre de poder.

Cierto día el Ama sentía la necesidad de tener sexo y llamó a su esclavo, sin embargo el acto fue totalmente frio, ella no sintió esa calidez que antes sentía con él al hacer el amor. Ella no sabía que estaba sucediendo. Al sentirse sola sintió la necesidad de que alguien la escuchara y consintiera, así que llamó a sus hijas y les pidió que le dieran un beso y un abrazo, acto que enseguida sus hijas acataron, pero fue totalmente seco y el abrazo no lo sintió igual que antes. Era más que obvio que había sucedido algo que ella no entendía y se dirigió al reino.

Al llegar al reino de Alteza llamó a la puerta y solicitó hablar con su Alteza. Al presentarse con su clienta ella le preguntó ¿cómo le iba en su vida como Ama? La clienta dijo que en cuanto al servicio nada le faltaba, pero en cuanto a su vida familiar no le estaba yendo muy bien. Su Alteza bien sabía el motivo por el cual no le estaba yendo como antes, sin embargo preguntó por qué fingiendo extrañeza.

La clienta le conto a su Alteza que había llamado a su antiguo novio para hacer el amor pero ella no había sentido esa calidez de antes, es más ni un ligero inicio de orgasmo, al igual que al pedirles un abrazo y un beso a sus hijas ellas se lo dieron, pero de igual forma no sintió ese amor que antes si sentía y deseaba saber el motivo. Su Alteza le comentó que todo estaba como ella había querido, la clienta dijo que no era así, su Alteza le recalcó que no había error alguno por lo menos de su parte dijo su Alteza.

La clienta no entendió la respuesta y preguntó a qué se refería. Su Alteza le recordó como al comienzo al llegar a solicitar sus servicios, ella le preguntó si quería sumisos externos o los quería de gente que ella quisiera a sus pies, su Alteza dijo que al elegir ella a su novio y su familia se les entrenó para ser esclavos y que ella había dado su autorización para borrarle sus recuerdos para que así no hubiera problema alguno, y por ende ya no sentía ella como antes, ya que al borrar sus recuerdos para poder ser buenos esclavos, también se fueron los recuerdos que albergaban cariño hacia ella, tanto de sus hijas por ella, así como por parte de su novio, motivo por el cual ahora sentía ese vació, ya que ahora lo hacían como una orden y no de corazón.

La clienta se dio cuenta de lo que había perdido por su hambre de poder, suplicó, rogó e imploró de rodillas a su alteza que revirtiera lo hecho, que prefería tener a su novio y familia de regreso y ya no tener esclavos.

Su Alteza respondió que eso era casi imposible, ya que podría combinar ambos recuerdos y ahora si perder cualquier personalidad que puedan tener, quedando totalmente inútiles para siempre. La clienta al escuchar eso quedó totalmente devastada ya que no iba a poder tener el cariño nuevamente de sus seres queridos.

Su soledad fue incrementando día a día y año tras año, ya que hombre que se fijaba en ella, al enterarse que los criados que tenía ella en casa fueron su familia, los candidatos se alejaban para no arriesgarse a sufrir el mismo destino.

Los años pasaron quedando ella sin ninguna posibilidad de rehacer su vida jamás, ya que todos los que se enteraban de lo que hizo, siempre se alejaron, quedando ella en el olvido hasta el fin de sus días sin ningún tipo de amor, pero eso si con su sequito de esclavos que durante muchos años le sirvieron pero jamás volvió a sentir una sola muestra de amor por ninguno de ellos, llegando así al final de sus días, sola y sin posibilidad de volver a sentirse amada y todo por no saber distinguir entre poder dominar de buena manera y obligar a los demás a besar el suelo.

FIN.

  • (11)
  • Compartir en redes